Madrid

Una banda asalta el almacén de semáforos y farolas de Carmena

Roban 20 cabezas de señales luminosas de tráfico y 140 alumbrados

Dos operarios arreglan el vallado después del robo
Dos operarios arreglan el vallado después del robo - ISABEL PERMUY

Nuevo robo masivo en una instalación municipal en apenas dos semanas. Ahora la ha tocadoa un recinto de la Casa de Campo. Se trata de un solar vallado en la calle de Tomás Sanz, 6, donde están arrumbados semáforos y farolas con la mínima protección de una verja que hasta el más torpe de los ladrones puede trocear.

Y eso es lo que ocurrió la madrugada del martes. Porque, a las ocho de la mañana, cuando se incorporaba a su puesto el encargado del espacio, se encontró con la sorpresa: faltaban 20 cabezas de semáforos y 140 conjuntos ópticos de globo (los iluminadores de las farolas». Así consta en la denuncia interpuesta en la comisaría de Policía Nacional del distrito de Moncloa-Aravaca, a la que pertenece la Casa de Campo.

La vigilancia de estas instalaciones no depende de la Policía Municipal, indicaron fuentes del caso. Es más, cuando no es horario de trabajo, el almacén permanece cerrado, sin seguridad extra. Eso sí, se encuentra muy cerca de dependencias policiales, junto a la Sección Canina del Cuerpo local y otras de los nacionales. En la Casa de Campo es donde se encuentra la llamada Ciudad de la Seguridad, una idea de los anteriores regidores para unificar todas las unidades de la Policía Municipal pero que el Equipo de Gobierno de Manuela Carmena ha reducido a solo varias de ellas, entre otras la Jefatura del Cuerpo.

Venta en el mercado negro

Uno de los detalles más llamativos de este suceso es que los ladrones precisaron, al menos, de un caminón de grandes dimensiones o incluso de algún tipo de grúa para sustraer semejante cantidad de material. Y lo hicieron con total impunidad.

En cuando al objeto de este robo, las fuentes consultadas coinciden en que el destino del botín es la venta en el mercado negro; la «moda» no es solo robar cobre, sino también material metalúrgico que, al peso, se paga muy bien en chatarrerías e incluso se exporta al extranjero.

La precariedad de la vigilancia de algunas instalaciones municipales se comprobó recientemente. La madrugada del 20 de septiembre, unos encapuchados asaltaron la sede del Escuadrón de Caballería y del epósito de ehículos y grúas del Puente de los Franceses. Tras amenazar al vigilante con mazas, reventaron los cristales de las puertas y se llevaron una caja fuerte con alrededor de 5.000 euros. Huyeron en dos BMW robados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios