Madrid

El Ayuntamiento revisará los protocolos del Samur tras aumentar los tiempos de respuesta

El PP ha acusado al edil de Seguridad y Emergencias de «falta de transparencia» por no facilitar los datos desde 2015

El edil de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero
El edil de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero - JAIME GARCÍA

El edil de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha anunciado hoy, tras la comisión del ramo, que revisará los protocolos de actuación del Samur, tras un repunte en los tiempos de respuesta de los servicios de Emergencias. Si bien Barbero no ha detallado cuáles son los registros actuales, sí ha avanzado un estudio en torno a su funcionamiento: «Vamos a hacer un análisis a fondo de todas las variables que inciden en estas cuestiones».

La concejal del PP Inmaculada Sanz, quien ha recordado que el Samur es el servicio mejor valorado por los madrileños, ha acusado al equipo de Gobierno de opacidad por negar los datos sobre el tiempo de respuesta del Samur: «Cada vez son más las ocasiones en las que pedimos datos muy concretos al Gobierno de la transparencia y no nos dan algo fundamental como los tiempos de respuesta del Samur». Según ha explicado Sanz durante la comisión, los últimos datos de los que disponen datan de 2015 y sitúan el tiempo de respuesta en siete minutos.

A pesar de que durante la sesión no ha hecho alusión a este término, Barbero ha aclarado después que hay una solicitud para «revisar los protocolos y la manera de funcionar»; y ha añadido: «Tenemos que ser punteros». Así, el edil de Seguridad ha destacado que los cambios en la dirección y subdirección general de Emergencias responden a este criterio. Los nuevos responsables son José Ignacio Becerril e Isabel Casado, respectivamente. «Son expertos en calidad y en procesos de calidad y les he pedido un esfuerzo añadido», ha señalado Javier Barbero ante los periodistas.

«Purgas ideológicas»

El nombramiento de los nuevos director y subdirectora, precisamente, ha ocupado buena parte de una de las interpelaciones de Sanz a Barbero. Preguntado por el criterio para reestructurar la directiva, el edil de Ahora Madrid ha concretado que se ha hecho para «mejorar el servicio». Sin embargo, la concejal popular ha puesto en entredicho este extremo y le ha acusado de llevar a cabo una «purga ideológica».

Según el grupo popular, ha descendido el número de ambulancias en la calle y han aumentado los tiempos de respuesta del Samur por la «total descoordinación entre la directiva y sus trabajadores». «Están desmotivados por los bandazos, con profesionales arrinconados por purgas ideológicas», ha aseverado Inmaculada Sanz. Sobre ello, Barbero ha narrado la experiencia profesional de Becerril y Casado y ha reiterado que su ascenso remite a dos cuestiones fundamentales: «Calidad y coordinación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios