Placa de la calle de los Caidos de la División Azul
Placa de la calle de los Caidos de la División Azul - ABC

Memoria HistóricaEl Ayuntamiento de Madrid aún no sabe si subvencionará a los afectados por el cambio de calles

El Consistorio ha aprobado la actualización del callejero, que incluye las 52 denominaciones propuestas por el Comisionado

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de la capital ha aprobado hoy la actualización del callejero, con la inclusión de las 52 denominaciones que propuso el Comisionado de la Memoria Histórica, pero aún no ha detallado si dará subvenciones a los vecinos y comercios afectados. La portavoz municipal, Rita Maestre, y el edil de Desarollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, han explicado esta mañana que se constituirá una comisión de seguimiento encargada de esta labor, así como del envío de cartas informativas, que tampoco se han tramitado.

Como informó ABC, se prevé que el cambio físico de las calles comience antes del final de este mes de junio. Las dudas sobre si se darán ayudas económicas a los afectados contrasta con el anuncio que hizo Mauricio Valiente en el pleno del pasado 28 abril, cuando aseguró que ya había reservado un montante económico para esta cuestión. Maestre ha explicado que si bien no se han enviado aún las cartas, se comenzará en las próximas semanas para trasladarles toda la información relativa al proceso: «Para que no les pille desprevenidos».

La comisión a la que ha hecho alusión el delegado de Urbanismo está compuesta por todas las áreas de gobierno implicadas en esta tarea, que adapta el callejero de la capital a la Ley de Memoria Histórica. Con esta actualización, cerrada el 15 de mayo, se sustituyen 52 vías y plazas con referencias franquistas. Según datos del Ayuntamiento, el número de viales en Madrid asciende a 9.146; entre las nuevas calles, junto a las propuestas del Comisionado, figuran las dedicadas a Pedro Zerolo, Alfredo Di Stéfano, la glorieta de Lucrecia Pérez Matos o la plaza de Arturo Barea.

Fuentes municipales han explicado que la aprobación de la edición anual corresponde a una serie de actualizaciones del callejero que el Consistorio inició el pasado año con el objetivo de crear una secuencia temporal con registros anuales.