Madrid

La ausencia de una diputada popular y el «caso Espinar», protagonistas del pleno en la Asamblea

El PP se plantea sacar de la direccion del grupo parlamentario a la diputada que acusó al portavoz de acoso laboral

Ramón Espinar, junto a Cristina Cifuentes
Ramón Espinar, junto a Cristina Cifuentes - EFE

La diputada popular Elena González-Moñux, que días atrás acusó al portavoz del grupo popular en la Asamblea, Enrique Ossorio, de acoso laboral, continúa de baja médica por depresión y no ha acudido al pleno de la Asamblea de hoy. Eso deja a PP y Ciudadanos (que con cierta frecuencia votan juntos) en empate técnico con PSOE y Podemos. El PP va a pedir un informe jurídico para estudiar cuál es la situación de la diputada, que es además portavoz adjunta de dicho grupo, y se plantea sacarla del mismo. Alegan que «la cercanía al portavoz y la pertenencia a la dirección del grupo es lo que le genera tensión».

El anuncio lo ha realizado la secretaria general del grupo parlamentario popular, Isabel González, tras la reunión del mismo previa al pleno. En este encuentro ha reconocido que se ha tocado el «caso Moñux». El grupo ha manifestado «el apoyo al portavoz y el deseo de pronta recuperación de Elena González Moñux». Ha señalado que «ambas son personas muy relevantes» por el modo «magistral» en que está ejerciendo su cargo él y por los importantes cargos en la Asamblea y en el partido que ocupa ella.

Ante «una situación inédita», el PP ha decidido pedir un informe jurídico que aclare cuál es la situación laboral de la diputada. Visto, ha añadido, que «lo que ella manifiesta es que la cercanía al portavoz y la pertenencia a la dirección del grupo le genera tensión», lo que les llevará a «tomar una decisión a la vista del resultado del informe», lo que no descartó que puede traducirse en plantear su relevo.

Caso Espinar

El otro protagonista del pleno de hoy en la Asamblea es el diputado de Podemos Ramón Espinar, que el miércoles dio explicaciones sobre la compra y posterior venta de una vivienda con protección. El portavoz de su grupo, José Manuel López, dijo haber escuchado las explicaciones de Espinar y estar convencido de que «si no son suficientes, dará nuevas explicaciones». Entiende que el escándalo «perjudica al proyecto de Podemos», y no ha querido pronunciarse sobre si debe dimitir: «Esa es una decisión personal, no hay que precipitarse».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios