Sucesos

Asesinado un menor latino en una posible reyerta entre bandas

La Policía detuvo anoche a un ecuatoriano por amenazas graves, en Vallecas

Los servicios funerarios trasladan el cadáver de la víctima, anoche, en Puente de Vallecas
Los servicios funerarios trasladan el cadáver de la víctima, anoche, en Puente de Vallecas - ÓSCAR DEL POZO
M. J. ÁLVAREZ/C. HIDALGO - @carloshidalgo_ Madrid - Actualizado: Guardado en:

Un menor de origen ecuatoriano fue brutalmente asesinado anoche en lo que, según los primeros datos policiales, apunta a una reyerta entre bandas latinas. Asimismo, otro chico de su mismo origen, de 25 años, fue trasladado al hospital con una herida de arma blanca en un brazo y dos traumatismos, abdominal y torácico, fruto de una paliza. El joven, nacionalidado español, ingresó grave en el Gregorio Marañón, en una ambulancia de Summa que se encontraba por la zona, a requerimiento policial.

Al cierre de esta edición, los investigadores habían detenido a uno de los presuntos agresores, aunque no se cree que sea el autor material del homicidio.

Según explicaron a ABC fuentes del caso, sobre las 21.30 horas, los servicios de emergencias y el 091 recibieron el aviso de que había un chico de 17 años malherido en la calle de María Paz Unciti, esquina a Urbano Martín (Puente de Vallecas). Se trata de una zona muy cercana a la avenida de la Albufera.

Según los testigos, un grupo de unos 20 dominicanos, armado con machetes, se enzarzó con otro de ecuatorianos. Lo usual es que cuando estas peleas entre ambas nacionalidades se producen es que los centroamericanos pertenezcan a los«Dominican Don’t Play» y los ecuatorianos sean «ñetas». Los otros dos posibles grupos en liza, en ese orden de origen, son «Trinitarios» y «Latin Kings», que se rigen por un pacto de no agresión.

La cuestión es que los asaltantes propinaron dos cuchilladas a la víctima principal, en la zona renal y en el hemitórax derecho; esta última fue la peor. Los sanitarios del Samur hicieron lo imposible por sacarle de la parada cardiorrespiratoria en que se encontraba, incluso le abrieron el tórax, pero todo fue en vano, indicó Emergencias Madrid. Pero no hubo éxito.

Los psicólogos tuvieron que atender por crisis de ansiedad a los padres y a la novia del finado, que se encontraba con él en el momento del ataque. Se trataba de un chaval del barrio.

Agresión en un autobús

Este crimen se produce solo tres días después de que un joven de 27 años resultara herido de una cuchillada en la espalda a primera hora de la mañana en una reyerta entre «DDP» (víctima) y «Trinitarios» (agresor).

Los hechos ocurrieron en un autobús que transitaba por la capital, aunque no parece ser que fuera de la EMT. La Policía busca al autor de la agresión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios