Cristina Cifuentes saluda a Ángel Gabilondo durante un pleno en la Asamblea
Cristina Cifuentes saluda a Ángel Gabilondo durante un pleno en la Asamblea - JAIME GARCÍA

ASAMBLEA DE MADRIDPP y PSOE se alían de nuevo y enmiendan la ley de Cs de defensa del funcionario denunciante

Ciudadanos habla ya del «pacto del cajón» entre ambos grupos para dejar aparcados temas relacionados con la regeneración

MADRIDActualizado:

PP y PSOE han vuelto a votar juntos, por segunda vez en este mes, tumbando con ello una propuesta de Ciudadanos. Es lo que el líder de la formación naranja llama «el pacto del cajón», porque «deja en el olvido iniciativas de regeneración». Si la semana pasada los populares apoyaron la enmienda a la totalidad que el PSOE presentaba a la ley ordinaria que Ciudadanos planteó para la limitación de mandatos del presidente regional, en esta ocasión han apoyado otra enmienda a la totalidad, también del PSOE, que frena otra propuesta de Cs, el proyecto de ley de defensa de los funcionarios que denuncian casos de corrupción.

Ciudadanos consiguió la toma en consideración de esta ley hace un año, pero la tramitación quedó congelada al haber planteado enmiendas a la totalidad con texto alternativo tanto PSOE como Podemos. Ahora, Cs activaba las enmiendas para debatirlas y poder continuar con los trámites de la ley. Pero lo que al final se ha aprobado, por amplia mayoría de votos de PP y PSOE -85- ha sido la enmienda a la totalidad que planteaban los socialistas. Este texto alternativo tendrá ahora que seguir su tramitación en la Asamblea.

«Han formado ustedes un bloque antiregeneración», ha protestado la diputada de la formación naranja Dolores González Pastor, que defendía el proyecto de ley de protección de los funcionarios denunciantes de corrupción. El portavoz de Cs, Ignacio Aguado, iba más allá: «Ya sabemos de qué hablaron en Sol Cifuentes y Gabilondo, de cómo umbar otra proposición de Ciudadanos contra la corrupción política».

Su ley, asegura, «habría supuesto un antes y un después, protegería a 150.000 funcionarios, pero nos encontramos de nuevo con el muro del bipartidismo». Está convencido de que el texto alternativo aprobado «no va a salir adelante; haremos balance al final de la legislatura para ver cuántas de estas iniciativas apoyadas por PSOE y PP salen adelante; ya le digo que ninguna».

Posible inconstitucionalidad

En defensa de su postura, la diputada del PP María Eugenia Carballedo alegaba que la propuesta de Ciudadanos «colisiona con planteamientos del Tribunal Constitucional» y ha echado en cara a esta formación que «está yendo solo y muy rápido a la caza y captura de medallitas». Por su parte, en el PSOE el diputado Diego Cruz ha considerado la propuesta de ley de Cs como «oportunista y mal enfocada» y por eso no la apoyaron y presentaron un texto alternativo, el apoyado por el PP, porque «el combate es muy difícil pero estamos obligados a darlo y a ganarlo».

En el pleno del pasado jueves, se dio una situación análoga, cuando el PP votó con el PSOE la enmienda de este último que tumbaba la proposición de ley de Cs para la limitación de mandatos de los presidentes regionales a un máximo de ocho años. Entonces, socialistas y populares defendieron que esta medida debe incluirse dentro de una reforma más amplia del Estatuto de Autonomía de la Comunidad, que precisa para modificarse del acuerdo de dos tercios de la Cámara, y no una simple mayoría.