Madrid

Amancio Ortega quiere comprar la Torre Cepsa por 490 millones de euros

La oferta del dueño de Inditex no es la más alta, pero cuenta con solvencia financiera

La parte superior de la Torre Cepsa
La parte superior de la Torre Cepsa - WIKIMEDIA
N. SERRANO - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

Amancio Ortega, el fundador de Inditex, ha puesto sobre la mesa la mejor oferta para hacerse con una de las Cuatro Torres Business Área de Madrid: la de Cepsa. Según han explicado a Efe fuentes conocedoras de la negociación, el magnate español, a través de la firma de inversión Pontegadea, ha ofrecido unos 490 millones de euros por el complejo.

Actualmente, la torre, diseño de Norman Foster, es propiedad de Bankia, que a su vez la compró en 2007 a Repsol por unos 815 millones de euros cuando aún estaba en construcción y poco antes del estallido de la crisis. Las primeras grúas comenzaron a trabajar el 8 de octubre de 2004. Sin embargo, tras producirse el cambio de accionariado y de presidente en Repsol, la compañía decidió cambiar de ubicación su sede, que desde entonces se encuentra en la calle de Méndez Álvaro.

En 2013, Bankia la alquiló a Cepsa, propiedad del fondo de Abu Dhabi Ipic, para que la petrolera estableciera en ella su sede central. A finales de este año, el alquiler de oficinas en esta zona se había abaratado un 40 por ciento con respecto a los años previos al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

El contrato establecía un periodo de alquiler de ocho años prorrogables por otros siete, y que el inquilino pudiera ejercer en 2016 una opción de compra sobre el inmueble con el fin de asegurarse unos ingresos a futuro como parte de los requisitos que le exigían para recibir ayudas públicas.

Según fuentes cercanas a las negociaciones, Ipic ha comunicado ya su intención de ejercer dicha opción a Bankia para posteriormente vender el edificio a un tercero, que tendrá que mantener las condiciones de arrendamiento en su día firmadas con la entidad financiera.

Liquidez

Entre las ofertas recibidas, la presentada por Pontegadea sería la preferida por Ipic a pesar de no ser la más elevada económicamente, según las mismas fuentes, que han subrayado que, entre otras cuestiones, el fondo habría valorado la liquidez del inversor y su seriedad a la hora de hacer su elección.

Según la fuente, la torre que ocupa Cepsa, en su día conocida como «Torre Foster», es uno de los mejores activos inmobiliarios de España. El hecho de que se la vaya a quedar un inversor español de la talla de Amancio Ortega muestra su apuesta por el país y es una señal de que es interesante invertir en él.

Pontegadea, que ha rehusado comentar la operación y que también compró en Madrid la emblemática Torre Picasso, aglutina activos inmobiliarios cuyo valor en libros asciende a unos 6.000 millones de euros.

La compañía centra sus inversiones en inmuebles de oficinas con alta ocupación y locales comerciales con el foco puesto en España, Estados Unidos y Reino Unido, así como una menor exposición a Italia, Portugal, México o Corea del Sur.

La torre que ocupa Cepsa forma parte del denominado complejo Cuatro Torres, al norte del paseo de la Castellana. Cuenta con una superficie de más de 109.000 metros cuadrados de oficinas y tiene una altura de 248 metros. La estructura del edificio, que pesa 11.000 toneladas, es de acero. La fachada está cubierta por vidrio en la parte de oficinas y por placas de acero inoxidable en los núcleos de hormigón.

Según se accede al complejo, llama la atención el vestíbulo principal, que se eleva hasta casi los 14 metros de altura, esto equivale a cuatro plantas. La petrolera ocupa la práctica totalidad del inmueble, aunque subarrendó a Bankia cinco de las 34 plantas del edificio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios