Vista general de la pista central de la Caja Mágica, este miércoles, en el Mutua Open de tenis - Vídeo: ¿Qué secretos esconde la Caja Mágica?

Altos cargos de Berlín viajan a Madrid para llevarse el Open por las trabas de Carmena

La organización se reunirá con los grupos políticos tras concluir el torneo para renegociar el contrato de forma indefinida o, al menos, otros diez años

MADRIDActualizado:

El Mutua Madrid Open de Tenis se ha consolidado en Madrid tras 17 años implantado en la capital. Cada año reúne más público en la instalación (260.000 personas en 2017) y reporta más ingresos a la ciudad (107 millones en diez días). Pero Ahora Madrid no tiene claro que esta fuente de riqueza deba echar raíces en la Caja Mágica. Sus dudas y la incertidumbre sobre la continuidad del torneo, cuyo convenio termina en 2021, han llevado al dueño del mismo, el multimillonario Ion Tiriac, a advertir esta semana: «Si no es necesario para Madrid, no nos podemos quedar».

El mensaje ha corrido como la pólvora fuera de España y no faltan candidatos que quieran acoger el prestigioso encuentro. El presidente y consejero delegado de la competición deportiva, Gerard Tsobanian, ha informado a ABC de que una delegación de Berlín acudió el martes a la Caja Mágica para poner sobre la mesa su pretensión de llevarse el torneo. Y esto ya lo sabe el Ayuntamiento.

Estar a la altura

«Nuestra intención firme es quedarnos aquí, pero si en un momento dado no nos quieren o no nos dejan, no nos quedará más opción que buscar otro sitio», revela el ejecutivo francés en su despacho de la Caja Mágica. La oferta alemana se ha convertido en la mejor alternativa de los promotores para trasladar el evento en caso de que Manuela Carmena y su equipo no estén a la altura de las circunstancias.

La noticia de que Berlín trata de atrapar el espectáculo que reúne a los mejores tenistas del mundo ha acelerado una reunión de los organizadores con los cuatro grupos políticos al término del torno. El objetivo: alcanzar un consenso para la renovación del convenio.

Bandazos en Cibeles

Durante el último mes, el Ayuntamiento ha dado bandazos sobre la permanencia del Open en la ciudad. Primero el coordinador de la Alcaldía, Luis Cueto, manifestó que no quería negociar para no comprometer al próximo gobierno. La semana pasada, la portavoz municipal, Rita Maestre, dijo en rueda de prensa que iban a estudiar una prórroga más reducida que el acuerdo actual, de diez años. Tras la llamada de ABC a Cueto el martes para preguntar sobre el asunto, ayer manifestaron en nota de prensa que van a reunir a todas las formaciones para llegar a un pacto -aunque se trata de una propuesta realizada por los promotores del Mutua-.

Tsobanian resalta que han demostrado su responsabilidad y seriedad: «Después de haber pasado 17 años en Madrid montando un evento que está tan bien asentado e identificado con la ciudad, no creo que se deba pensar en un límite de tiempo. Hay que buscar que sea indefinido».

«Quedarse para siempre»

Como ejemplo mira en el espejo del Roland Garros en París, Wimbledon en Londres, el Masters de Augusta (golf) en Georgia o el Fórmula 1 en Montecarlo. «Nadie discute cuántos años van a durar en sus ciudades. Todos reconocen sus beneficios. Es lo que hay que abordar con los responsables de Madrid, que nuestro torneo se quede para siempre». El presidente del Mutua Madrid Open ve difícil «encontrar una fórmula que reduzca el acuerdo que existe», es decir, renovar por, al menos, una década más.

El Mutua Madrid Open es el tercer evento que se celebra en la capital que más impacto económico reporta después de Fitur: 240 millones de euros

El Mutua Madrid Open es el tercer evento que se celebra en la capital que más impacto económico reporta después de Fitur -240 millones de euros- y la feria de ingredientes farmacéuticos (CphI Worldwide) -150 millones-, ambos desarrollados en Ifema. En 2017, el Máster de tenis generó 107 millones de euros, según un estudio de la Universidad Europea; también es la cita que más asistentes congrega.

El año pasado sumó 260.000 visitantes (un 22% de origen extranjero, con un gasto de 1.146 euros durante los cuatro días de estancia media). Ni siquiera los 161 congresos que tuvieron lugar en la ciudad alcanzaron esa cifra; todos juntos reunieron 210.000 asistentes. El público de la raqueta en la Caja Mágica no para de crecer. Desde 2009, ha incrementado el número de espectadores un 29,1%. Pese a todos estos datos, Ahora Madrid titubea.