El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, (centro) llegando a declarar a la Audiencia Nacional
El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, (centro) llegando a declarar a la Audiencia Nacional - EFE

El alcalde de Brunete deja la presidencia local del PP pero no el sillón de regidor

El Código Ético le obliga a abandonar el cargo orgánico, pero no aquel para el que fue elegido en urnas

MADRIDActualizado:

El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, ha dejado «temporalmente» su cargo como presidente del PP de esta localidad madrileña, en aplicación del Código Ético del partido y después de haber sido llamado como investigado por el juez que lleva el caso Púnica. Su renuncia ha sido aceptada por el Comité de Derechos y Garantías del PP.

Gutiérrez ha enviado una carta al partido en la que comunica su renuncia a la Presidencia del PP en el municipio de Brunete. El Código Ético popular exige el abandono de los cargos orgánicos en casos de investigados por corrupción política. No obstante, no dice nada de la Alcaldía, por lo que hasta la fecha el regidor de Brunete se ha negado a abandonar este cargo electo.

El sustituto de Gutiérrez como presidente del PP de Brunete será José La Cave Rupérez, que cuenta con el respaldo de los afiliados de la localidad.

En su misiva, Borja Gutiérrez manifiesta su inocencia respecto a los hechos que se le atribuyen -un posible contrato con la empresa Cofely-, pese a lo cual, ha decidido presentar su renuncia temporal «por lealtad y responsabilidad hacia el Partido Popular, y con el fin de no perjudicarle».

Añade también el alcalde que «cada uno de los miembros del Comité Local de Brunete me ha trasladado su apoyo sin fisuras y su ánimo, ya que ellos también comparten la defensa de la honestidad de mi gestión municipal y esperan el sobreseimiento del proceso».

Gutiérrez estuvo declarando el pasado 9 de octubre ante el juez que instruye el caso Púnica por un presunto delito contra la administración pública. Ante el juez, insistió en que no ha firmado ningún contrato con Cofely, que tampoco ha participado en mesas de contratación y que nunca ha recibido prestaciones por adjudicaciones o contrataciones públicas.