Madrid

Un ajuste de cuentas entre clanes gitanos que atemoriza el centro de Móstoles

El homicida planificó el crimen y esperaba a la víctima a la salida de un garaje. Entonces disparó a la ventanilla del coche y le alcanzó varias veces en la cabeza

Efectivos del Summa en el lugar del suceso
Efectivos del Summa en el lugar del suceso - COMUNIDAD

Un hombre de 46 años de edad murió ayer, prácticamente en el acto, tras recibir, al menos, dos impactos de bala en la cabeza. Los hechos sucedieron en pleno centro de Móstoles minutos antes del mediodía, provocando la lógica conmoción y revuelo en el lugar del crimen.

Todo sucedió cuando la víctima salía de un aparcamiento de una zona residencial situado en la calle de Las Palmas número 59. Viajaba solo a bordo de su vehículo. Eran las 11.50 horas cuando, de súbito, un sujeto se dirigió a la ventanilla del asiento del conductor y, casi sin mediar palabra, le abordó y esgrimiendo el arma de fuego que llevaba, disparó en varias ocasiones, alcanzándole de lleno en la cabeza. Quedó herido de muerte. Se desconoce si habían discutido previamente así como la relación entre ambos.

Tras ello, el atacante, que iba a pie, huyó a la carrera hasta un coche, un BMW X3, aparcado en las inmediaciones, desde donde emprendió la huida a toda velocidad, precisaron varios testigos. Se desconoce por el momento si había alguien en ese turismo esperándole para asegurarse una fuga más rápida o el sicario actuó en solitario.

Cuando llegaron los sanitarios del Summa en una UVImóvil nada pudieron hacer por su vida. Tras certificar el óbito pusieron su cadáver a disposición de la Policía judicial. El Grupo VI de Homicidios se ha hecho cargo de las investigaciones para esclarecer lo sucedido, precisaron los portavoces de Emergencias 112 Comunidad de Madrid 112 y de la Jefatura Superior de Policía. El asesinado es de etnia gitana, por lo que, en principio, los agentes atribuyen el crimen a un ajuste de cuentas entre clanes rivales por causas que aún se desconocen, si bien no descartan otra hipótesis.

Hasta el lugar del asesinato comenzaron a llegar familiares del finado tras conocer la noticia. El Summa tuvo que atender a varias personas debido a las crisis de ansiedad que sufrieron tras enterarse del fatal desenlace.

Planificado

La Policía Científica estuvo recogiendo muestras en el lugar de los hechos con el fin de localizar alguna pista que les conduzca hasta el autor y poder esclarecer el asesinato. Lo cierto es que el presunto homicida le estaba esperando y conocía sus rutinas, lo que apunta a que el crimen no fue debido a un arrebato sino un acto planificado.

Este es el primer homicidio que se produce en la región desde el pasado 24 de junio cuando un ciudadano chino apareció degollado n un descampado situado junto al centro de exámenes de conducir de la DGT del mismo municipio de Móstoles. El móvil fue una importante deuda que la víctima, de 30 años, tenía contraída con el presunto homicida motivada por un juego entre ciudadanos orientales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios