Memoria Histórica

Ahora Madrid no deja hablar al PP en el cambio de nombre del parque de Arias Navarro de Latina

Los populares, que votaron en contra, no acudirán en protesta por su «muestra de radicalismo y sectarismo», indica la concejal Paloma García Romero

El parque ha sido rebautizado con el nombre de Aluche
El parque ha sido rebautizado con el nombre de Aluche - Ernesto Agudo

A mediodía de hoy, el parque Alcalde Arias Navarro cambiará de nombre por el de Aluche. Así se acordó el pasado 12 de mayo en el pleno de la Junta Municipal de Latina. Al acto están invitados «todos los representantes de los grupos políticos y del tejido asociativo», según consta en la convocatoria oficial enviada por la concejal presidenta del distrito, Esther Gómez.

Sin embargo, en el orden del día se excluye expresamente del turno de palabra al PP, el único partido que votó en contra de dicho cambio, «pues Latina tiene otros problemas más urgentes». Así lo explicó ayer a ABC la concejal popular, Paloma García Romero, ante lo que calificó de «muestra de radicalismo y sectarismo». Como protesta no acudirán al acto. «No es normal que nos retiren hasta la palabra por pensar diferente; tenemos derecho a manifestar nuestra postura y somos el grupo de la oposición mayoritario. La actitud de Ahora Madrid es una prueba de totalitarismo absoluto que no ocurría desde Franco».

La concejal recalca que no entiende cómo el PSOE, sumido en la división interna, y, menos aún, Ciudadanos, «entran en ese juego».

García Romero explica que aunque ella no estaba cuando se decidió renombrar el parque, –sustituyó a Pablo Cavero–, precisó que ese asunto se sometió dos veces a votación en noviembre de 2015 y el 12 de mayo pasado en la Junta Municipal sin que se llevara a la Junta de Gobierno ni pasara por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

«Descontrol de Gobierno»

A juicio de la edil, el Comisionado de Memoria Históricaque puso en marcha la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena para que reinara el consenso, con el compromiso de que todos los cambios de nomenclatura se sometieran a dicho órgano, «es papel mojado». «No sirve para nada porque las Juntas de Distrito proponen, aprueban y cambian a su antojo», recalcó García Romero.

En esta línea recordó el caso del Jardín de las Brigadas Internacionales de Vicálvaro, denominación aprobada el 28 de octubre. Lo mismo ocurrió con la propuesta del PSOE de llamar Juan Negrín (presidente de la II República) a la avenida de la Victoria. «En este asunto cada uno va a su libre albedrío, como el Gobierno municipal:es un descontrol absoluto», concluyó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios