Villa de Vallecas

Agredía con cuchillos a niños de 14 años para que robaran móviles a mujeres

La extorsión duró cinco meses. Una de las víctimas, muerta de miedo, se lo contó a su madre, quien denunció

El arrestado vendía los teléfonos sustraídos por el método del tirón a su «clientela», por entre 50 y 200 euros

MadridActualizado:

Tiene 18 años, se llama José y ha sido detenido por emplear durante, al menos, cinco meses a menores de 14 años para que robaran móviles por el método del tirón, haciendo uso de amenazas y coacciones. Mientras, él se beneficiaba de lo sustraído en el mercado negro.

Así actuaba el joven delincuente en el distrito de Villa de Vallecas, donde se dedicaba a reclutar a chavales en la puerta de los colegios. Se le imputan, al menos, seis delitos, cinco cometidos en Vallecas y otro, en Centro.

Esgrimiendo un arma de fuego y cuchillos, que utilizó, pinchándoles varias veces para dejar claro que sus amenazas «iban en serio», obligaba a los adolescentes a robar smartphones. Las víctimas eran, generalmente, mujeres que llevaban los teléfonos en la mano e iban distraídas enviando mensajes, hablando con alguien o consultado las redes sociales.

Cerca de Congosto y Villa de Vallecas

Delinquían en las inmediaciones de las estaciones de Metro de Congosto y Villa de Vallecas de la Línea 1, aprovechando las horas de más afluencia de viajeros.

Una vez con el botín en su poder, se lo entregaban a José, quien se encargaba de venderlo a su «clientela». Los ofertaba por precios de entre los 50 y los 200 euros, en función del modelo, si bien la mayoría eran de alta gama, precisaron ayer fuentes policiales.

Uno de los adolescentes, muerto de miedo, decidió explicar lo que le estaba ocurriendo a su madre. Ésta denunció los hechos. Fue el 19 de septiembre. Entonces empezó la investigación. Los policías localizaron a otro menor que estaba sufriendo la misma situación y que no quiso contar lo que le ocurría por miedo a represalias.

Con ambos testimonios y el de un testigo que presenció las amenazas de la primera víctima, los agentes identificaron y localizaron en 48 horas a José, que fue arrestado. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad.