Un controlador tomando fotografías de un vehículo mal estacionado, esta pasada semana
Un controlador tomando fotografías de un vehículo mal estacionado, esta pasada semana - José Ramón Ladra

Los agentes del SER ya sancionan con fotos para evitar los recursos

Utilizan la nueva PDA, aún en fase de prueba, para que sus multas valgan ante la justicia

MadridActualizado:

Los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de Madrid ya cuentan con el nuevo dispositivo PDA para sancionar a los vehículos con fotografía. Los aparatos aún están en fase de prueba, pero los trabajadores ya los están empleando en las calles por si a algún infractor se le ocurre recurrir la multa y alegar que no hay foto que lo demuestre. En cuanto el sistema informático que canaliza las fotografías esté listo, la nueva fórmula para controlar a los infractores se hará oficial. Este mismo mes, según declararon fuentes del Área de Medio Ambiente y Movilidad, ya estará operativo. Apartir de entonces, los agentes del SER deberán incluir tres fotografías a sus expedientes para justificar las sanciones de aparcamiento después de que los tribunales anularan varias denuncias este año por no adjuntar imágenes.

Los jueces consideran que los controladores del SER «no gozan de la presunción legal de veracidad» de la Policía, por lo que sus expedientes «no pueden servir por sí solos como fundamento, salvo que sean verificados mediante ratificación posterior». El Área que dirige Inés Sabanés explicó en verano, tras el anuncio de la medida, que los trabajadores del SER tendrán que realizar las tres fotografías del siguiente modo: una de la parte trasera del coche, que capte la matrícula y el modelo; otra de contexto y una tercera del salpicadero para comprobar, por ejemplo, si el presunto infractor tiene tarjeta de residente o de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

Otra de las novedades que se incorporan este otoño es que los datos del controlador ya no aparecerán en el expediente sancionador para velar por su seguridad, un reclamo del colectivo desde hace años; algunos de los ataques a los denunciantes se produjeron en su domicilio. «Nos insultan todos los días, da igual el barrio. Tenemos que comprobar si esta nueva forma de multar modifica a peor la conducta del infractor», expresa una agente de la zona de Retiro.

Concesión de autoridad

El Ayuntamiento ha instado al Ministerio del Interior a tomar medidas para frenar las más de 200 agresiones que sufre al año este colectivo. Lo que pretende el Consistorio, una petición de los trabajadores del SER, es que se les conceda la misma autoridad que la de un Policía para que si sufren un ataque sea considerado un delito de atentado contra la autoridad.

El SER es el servicio que más recaudación proporciona al Ayuntamiento de Madrid. Sus sanciones, de 90 euros (45 con pronto pago), generaron una recaudación de 67.730.000 euros durante 2016, con un total de 973.418 denuncias, según datos de Automovilistas Europeos Asociados, ya que el Consistorio no hace públicos estos datos.En los tres primeros meses del año se impusieron un total de 277.109 sanciones, un 35 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

El SER funciona en el área interior de la M-30 –distritos de Arganzuela, Centro, Chamartín, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Retiro, Salamanca y Tetuán–. Regula la zona azul y verde en horario de 9 a 21 horas, a excepción de los festivos y domingos y todo agosto, que acaba a las 15 horas.