Protesta estudiantil contra Cristina Cifuentes en la Universidad Complutense
Protesta estudiantil contra Cristina Cifuentes en la Universidad Complutense - MAYA BALANYÁ

La advertencia de la Complutense a Cifuentes: readmitida pero pendientes de su causa

La Universidad, que alude al cumplimiento de la ley para su regreso, recuerda que acatará cualquier decisión judicial

MadridActualizado:

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) readmitirá a Cristina Cifuentes pero con ciertas reservas. El rectorado explicó ayer que seguirá el procedimiento habitual y, conforme a lo estipulado en la ley, permitirá el regreso como funcionaria de la expresidenta regional, si bien todo está supeditado a lo que deparen los jueces sobre las presuntas irregularidades en la obtención de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). «Corresponde a la Justicia decidir si existen responsabilidades penales, que la UCM acatará inmediatamente», aseveró.

Esta lectura se hace a la luz de la imputación de Cifuentes por los presuntos delitos de falsificación documental y cohecho, conocida el pasado viernes y por la que la también expresidenta del PP madrileño deberá declarar el próximo 26 de junio. Su dimisión al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, hace ya casi un mes, no es ni mucho menos el final de este caso, ni para ella ni para el resto de implicados. Solo en los últimos días, la juez instructora ha citado como investigadas a la propia Cifuentes, a la profesora que supuestamente evaluó su Trabajo de Fin de Máster, Alicia López de los Mozos, y a la asesora de la consejería de Educación acusada de presionar a otra docente para que falsificase el acta, María Teresa Feito Higueruela.

La Complutense insistió en que el regreso de Cifuentes, lejos de las consignas vertidas durante la protesta estudiantil convocada, se cumple lo que la normativa señala para los supuestos de personas que, como Cifuentes, se encuentran en situación de servicios especiales por ocupar un cargo público. «Siguiendo lo reglamentado y el procedimiento habitual en los casos de reingreso de funcionarios en su situación, la Sra. Cifuentes ha quedado asignada a la plaza que tenía en reserva»; y añade: «La UCM tiene la obligación de aplicar escrupulosamente la ley, como lo está haciendo, evitando cualquier trato de favor, pero garantizando, al mismo tiempo, los derechos que, en este momento, como funcionaria le correspondan».

La expresidenta de la Comunidad, que solicitó el pasado 9 de mayo su reingreso en la universidad, tras renunciar al acta de diputada en la Asamblea, recuperará su plaza como funcionara del subgrupo A1. Se trata de un puesto base, de nivel 24, con una retribución anual de 43.412,76 euros. No obstante, fuentes de la universidad detallaron que aún no tiene destino fijo ni tampoco se sabe la fecha exacta de su reincorporación.

Contra el desprestigio

El rectorado, en un nuevo intento por sepultar cualquier interpretación de connivencia con Cifuentes, recordó que desde que se destapó el escándalo le ha solicitado reiteradamente su asunción de responsabilidades políticas.

Así, siempre a la espera de lo que dicten los jueces sobre si obtuvo el máster y cómo –cuyo trabajo final, por cierto, sigue sin aparecer–, destacó que seguirán trabajando en defensa de la educación pública: «Continuaremos defendiendo el prestigio de la Universidad frente a las sombras de sospecha que indicriminadamente se vierten sobre ella y evitar cualquier uso interesado de la misma».