El soporte digital comienza a ser favorito entre los pequeños lectores
El soporte digital comienza a ser favorito entre los pequeños lectores - FOTOLIA

El 64 por ciento de los niños ya lee en soporte digital

El perfil medio del lector madrileño es el de una mujer joven que prefiere los libros en papel

MADRIDActualizado:

Mujer, de entre 25 y 35 años, y aficionada a las novelas en soporte papel; este es el perfil medio del lector madrileño, según el estudio sobre Hábitos de Lectura y Compra de libros en 2016, elaborado por la Subdirección General del Libro y cuyos resultados presentará hoy la directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini. La brecha tecnológica entre generaciones se deja sentir de manera especial en la lectura: si entre los adultos son un 34,9 por ciento quienes utilizan ya soporte digital, entre los niños llegan al, 63,9 por ciento.

La última vez que se realizó este estudio fue en 2010. La evolución desde entonces parece ser buena: se ha incrementado en casi tres puntos el número de lectores entre la población de más de 14 años. Madrid ronda el 76,3 por ciento, lo que nos coloca a 13 puntos de la media nacional, que es del 63,8 por ciento. Entre estos lectores adultos, el soporte preferido es el digital: un 34,9 por ciento en Madrid, mientras que en el conjunto de España se reduce al 13,7 por ciento.

Cada año, los madrileños leen una media de 11 libros, y en ello emplean unas 10,1 horas semanales. El 60,9 por ciento lo hace por el placer de leer. Y la inmensa mayoría prefiere hacerlo en casa (96 por ciento), aunque también es un lugar habitual de lectura el transporte público (36 por ciento). En el Metro, se invierten una media de 41 minutos en leer.Las diferencias por sexo son palmarias: los hombres leen sobre todo por motivos profesionales; las mujeres, por ocio. Quienes más leen son los comprendidos en el tramo entre los 25 y los 35 años, seguidos de los que están entre 14 y 24, los de 35 a 45 y por último, los de más de 65.

Tres de cada cuatro madrileños dicen haber comprado al menos un libro en el último año, el 82,8 por ciento de las veces en una tienda, y sólo un 17,2 por ciento a través de internet.

Las niñas, más

Como novedad, el estudio analiza también los hábitos de lectura en los niños madrileños, de entre 10 y 13 años. Y las noticias son alentadoras: un 72,2 por ciento de ellos leen en su tiempo libre: al menos, una vez cada tres meses. Entre las niñas, el porcentaje de lectoras es aún mayor: un 79 por ciento.

Además, el 63,9 por ciento de los menores leen en soporte digital, sobre todo novelas y cuentos. Y casi la mitad de los estudiantes de Primaria (de entre 6 y 11 años) leen en otros idiomas: sobre todo, en inglés (37,7 por ciento), pero también en alemán (5,4 por ciento) y en francés (2,1 por ciento). En este capítulo, los adultos nos quedamos de nuevo atrás: sólo leen ocasionalmente en inglés un 27,5 por ciento de madrileños; de forma habitual únicamente lo hacen un 2,6 por ciento.

Para el consejero de Cultura, Jaime de los Santos, «leer nos hace libres y nos hace mejores». En su interpretación de la encuesta, los madrileños «progresan adecuadamente» en materia de lectura.

Agradece la valoración que hacen los madrileños de la red de bibliotecas de la Comunidad: un 33,8 por ciento de los madrileños han visitado alguna en el último año -lo que supone una subida de 10 puntos en los últimos 10 años-, y le ponen una nota media de 8,1. «Es un orgullo y nos anima a seguir apostando por hacer de nuestra red una referencia literaria», aseguró.