Los veterinarios atrapan a los galápagos de la estación de Atocha - ÁBC

Las 281 tortugas y los 150 peces de la estación de Atocha se mudan a Navas del Rey

El traslado se realizó anoche, entre las diez y las doce de la noche, para evitar perjudicar a los animales

MADRIDActualizado:

Las 281 tortugas y los 150 peces que residían en el estanque de la estación de Atocha han sido trasladadas al Centro de Fauna José Peña de la localidad madrileña de Navas del Rey, tras un acuerdo suscrito entre este municipio y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). La mudanza, coordinada por Adif y en el que ha participado personal del Centro de Fauna junto a un grupo de profesores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Alfonso X el Sabio, se produjo anoche, entre las diez y las doce de la noche, para «procurar el bienestar de las tortugas y minimizar el estrés que el traslado pudiera provocarles», explican desde Adif.

«Desde esta mañana están midiendo, pesando, clasificando y pasando el control médico a los animales, para comprobar en qué estado de salud se encuentran», explica a ABC el alcalde de la localidad que acogerá a las tortugas, Jaime Peral. Adif ha aportado un total de 50.000 euros para el traslado, reubicación y mantenimiento, por un periodo de cinco años, de las tortugas y peces que aloja el estanque.

La instalación sufría una saturación de galápagos abandonados que ponía en riesgo la salud de los animales, ya que el estanque estaba diseñado para albergar exclusivamente flora. Por ello, las tortugas fueron reubicadas en un recinto de 300 metros cuadrados del Centro de Fauna que, además de facilitar el acceso a las visitas, ha puesto en marcha una campaña para que las tortugas puedan ser apadrinadas y colaborar de esta manera con su alimentación y cuidados veterinarios.

Por su parte, una vez trasladadas todas las especies animales y vegetales, se han iniciado las obras de supresión y posterior pavimentado del estanque para reconvertirlo en espacio destinado al desarrollo de acciones no comerciales de educación ambiental, sensibilización social y difusión cultural. Además, este nuevo espacio podría contar con una zona expositiva permanente en la que se refleje la historia del espacio, la problemática medioambiental del abandono de mascotas y la compraventa ilegal de especies invasoras.