Los padres detenidos en California por secuestrar a sus 13 hijos se declaran inocentes

Estaban acostumbrados a palizas, a pasar hambre, a la falta de higiene. Así, en condiciones...

Actualizado:

Estaban acostumbrados a palizas, a pasar hambre, a la falta de higiene. Así, en condiciones infrahumanas, vivían los 13 hijos del matrimonio de California, que los mantuvo en cautiverio durante años. La pareja, que se enfrenta a cadena perpetua, se ha declarado inocente. Se enfrentan a 94 años de cárcel y a un total de 38 cargos: la mayoría por torturar y maltratar durante años a sus propios hijos de entre 2 y 29 años. Dentro de las cuatro paredes de su casa, los niños vivían en un auténtico infierno. Sólo podían bañarse una vez al año. Si se lavaban las manos por encima de las muñecas, los padres les castigaban por malgastar el agua y les encadenaban. Dormían durante el día y pasaban meses encadenados. Los niños no saben lo que es una medicina o un policía. Pero lo que destaca el fiscal, es la inexplicable crueldad de sus padres. Los menores están desnutridos, a pesar de la abundante comida que se ha encontrado en la casa. Se la comían delante de ellos y sólo les dejaban mirar. La que consiguió escapar tenía 17 años, pero según los policías aparentaba sólo diez y llevaba dos años planeando su huida. Lo único que les dejaban hacer era escribir en diarios. Hay cientos que ahora son clave para la investigación.-Redacción-