Los enganches ilegales de electricidad complican el invierno en la zona norte de Granada

Los técnicos de la compañía eléctrica han vuelto a abordar algunos edificios de la zona norte...

Actualizado:

Los técnicos de la compañía eléctrica han vuelto a abordar algunos edificios de la zona norte de Granada para combatir a los piratas de la electricidad. Los enganches ilegales en este barrio son ya un hábito de vida y el fraude de unos pasa factura a otros. Ahora que llega el invierno, el consumo de las viviendas pirateadas llega a multiplicarse por doce provocando múltiples apagones y averías que repercuten en los barrios de alrededor. Por ello, hoy los operarios han comenzado a desconectar las instalaciones fraudulentas acompañados de agentes de la policía porque esta es una zona conflictiva de la ciudad. El interés por tanta luz está oculto. Basta con cruzar muchas de las puertas para encontrar invernaderos de marihuana que crecen en el interior de las viviendas. El invierno pasado dieron con más de mil trescientos enganches ilegales que alimentaban a más de ocho mil plantas de mariahuana. Hoy, en apenas dos horas, han cortado más de sesenta suministros fraudulentos. Un problema que no consiguen cortar de cuajo.