El Black Friday asfixia al pequeño comercio

Es una de las semanas de más tirón para el comercio. Pero para las grandes cadenas, porque las...

Actualizado:

Es una de las semanas de más tirón para el comercio. Pero para las grandes cadenas, porque las pequeñas tiendas se ven incapaces de competir. No pueden ponerse al nivel de las ofertas de los más grandes, pero tampoco pueden quedarse atrás. Se ven obligados a aplicar descuentos, aunque para este tipo de negocios. Su gran baza es el trato con el cliente. Los descuentos que pueden ofrecer las pequeñas tiendas de barrio son simbólicos y reconocen que el Black Friday, para ellos, es un lastre. Para evitar que la competencia acapare el inicio de la campaña navideña, muchos se ven obligados a ampliar horarios y reducir el margen de beneficio. El objetivo es evitar que no muera un sector que genera más de la mitad del empleo del comercio nacional.-Redacción-