Sartorius y Arias-Salgado, en la Casa de ABC - MAYA BALANYA
DEBATE

Arias-Salgado: «La verdadera Ley de Memoria Histórica fue la de amnistía de 1977»

En un tema tan controvertido como este, los protagonistas de la Transición como el político de UCD y Nicolás Sartorius (PCE) discrepan en ciertos puntos

MadridActualizado:

La Ley de Memoria Histórica de 2007 elaborada al amparo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no parece haber contentado ni a unos ni a otros en este asunto. La apuesta es clara por parte de las autoridades respecto a recuperar el pasado, hacer valer el presente y mirar hacia el futuro eliminando símbolos que ensalcen la ideología del franquismo. Sin embargo, es un tema que continúa plagado de controversias, especialmente en Madrid con el callejero.

Más allá de la opinión de quienes no vivieron el franquismo, los que tienen mayor legitimidad para hablar de memoria histórica son, sin duda, aquellos que protagonizaron la Transición, que supuso la ruptura con todo lo relativo al totalitarismo de Franco.

Rafael Arias-Salgado (UCD) y Nicolás Sartorius (PCE) han mostrado en una mesa de debate organizada por ABC sus impresiones sobre un asunto tan en boga como la memoria histórica que está dando más de un quebradero de cabeza a ciertos dirigentes y sus opositores.

Manifestantes de Falange en una convocatoria en 2012
Manifestantes de Falange en una convocatoria en 2012- REUTERS

La verdadera ley de memoria histórica

Para el que fuera uno de los hombres fuertes en los gobiernos de Suárez con Unión de Centro Democrático, el valor de tener presente la memoria histórica no radica en ensalzar la actual ley, sino una que a menudo cae en el olvido por desconocimiento: la Ley de Amnistía de 1977.

«La primera ley que aprueba las Cortes es una proposición de Ley de Amnistía redactada por los grupos parlamentarios. No era del Gobierno, sino que los grupos recién elegidos se reunieron para redactar una proposición de Ley de Amnistía, absoluta y total. Lo importante es que transmitió que en el debate de la Constitución prácticamente no se hiciera referencia a la Guerra Civil y la confrontación histórica. Abarcaba la amnistía en todos los ámbitos», comentó Arias-Salgado.

«Tenemos una bibliografía que ya sabe exactamente las víctimas de la Guerra Civilen ambos bandos»Arias-Salgado

De hecho, el político de UCD (y más tarde del Partido Popular) se atrevió a desmitificar la actual ley en favor de la de 1977. «Esa ley fue la verdadera ley de memoria histórica. La idea de la reconciliación está recogida en las intervenciones de los grupos sobre la proposición de Ley de Amnistía. Un país que hace reflexión en estos términos, es lo que hace que la Transición se haya llevado a buen puerto», destacó.

Ya entrando en materia, para Arias-Salgado la solución no está en que la clase política sea quien modere el debate en torno a la memoria histórica. «Estoy de acuerdo en que se recupere la memoria histórica, pero no en el debate político sino por parte de los historiadores. Tenemos una bibliografía que ya sabe exactamente las víctimas de la Guerra Civil en ambos bandos».

En consecuencia, estima que esto solo corre el riesgo de provoar una «grieta» en el «proceso de transición». «El debate público lo deben conducir los historiadores. No contribuye a organizar mejor la vida política llevarlo al debate político cotidiano, que es lo que abre una grieta en el proceso de transición. Que los historiadores organicen el debate en el seno de la sociedad», concluyó.

Imagen de archivo del Valle de los Caídos
Imagen de archivo del Valle de los Caídos- ABC

Contra la «amnesia»

Desde una postura reivindicativa de las víctimas del franquismo, Sartorius realizó un llamamiento a no permitir la «amnesia» con respecto a lo que ocurrió durante casi 40 años de dictadura: «Una cosa es la amnistía, y otra la amnesia. No se trata de sentar en el banquillo a personas que hubieran tenido responsabilidad, la amnistía era mutua para los dos bandos. La verdad fue que dijimos que borrón y cuenta nueva, pero otra cosa es la amnesia. No puede un país olvidarse de 40 años de dictadura».

«No puede haber homenajes a quienes negaban democracia y libertad a los españoles»Sartorius

De esta forma, el que fuera sindicalista de Comisiones Obreras reclama que se instaure una «cultura democrática profunda» desde el conocimiento de lo que fueron aquellas décadas. «La democracia ha supuesto un avance espectacular. La dictura nos aisló, nos impidió entrar en la UE... Fue terrible. Conocer esto y hacer un cierto arreglo de cuentas de lo que significó la dictadura, lo he echado en falta, en el sentido de que en este país se está tardando mucho en establecer una cultura democrática profunda», dictaminó.

En relación a la Ley de Memoria Histórica, Sartorius se muestra escéptico respecto a su éxito, aunque la cree necesaria para eliminar homenajes póstumos a quienes estuvieron en el poder mediante la fuerza. «Es una ley que no ha dado satisfacción a los que querían más y se ha pasado para los que no querían eso. Si se lee bien la ley, hay cosas elementales. No me imagino que en Alemania haya pueblos con el nombre de Hitler. No puede haber homenajes a aquellos que negaban libertad y democracia a los españoles», finalizó.