Francisco Conde y Alberto Núñez Feijóo, tras la rueda de prensa del Consello
Francisco Conde y Alberto Núñez Feijóo, tras la rueda de prensa del Consello - CEDIDA

La Xunta se vuelca en innovación: 35% más de fondos y 10.400 empleos en 2020

El Gobierno gallego invertirá 1.775 millones de fondos en captar talento y en incentivar la inversión empresarial

El objetivo es aumentar un 20% el gasto en I+D+i y generar un 10% más de puestos de trabajo en el sector

SantiagoActualizado:

Galicia no puede perder el tren de la innovación», alertó Alberto Núñez Feijóo, a modo de aviso sobre las profundas transformaciones que se ciernen sobre la economía. Y qué mejor modo de hacerlo que dando ejemplo. Ahora que el fantasma de la recesión y los recortes va poco a poco formando parte de las hemerotecas, la Xunta busca dar un nuevo impulso a sus políticas de I+D+i. Lo hará aportando un tercio más de fondos que durante los oscuros años de la crisis, y esta vez pondrá el acento sobre la captación del talento y el retorno de todos aquellos «cerebros» que un día se marcharon de la Comunidad para progresar en su periplo profesional.

La nueva guía de innovación del Gobierno autonómico se llamará «Galicia Innova 2020» y desembolsará en los próximos dos años 1.775 millones de euros con la vista puesta en tres objetivos: lograr un 10% más de trabajadores vinculados al sector (de los 9.400 actuales, a 10.400), incrementar un 15% el número de empresas innovadoras y elevar un 20% el volumen total de inversión. El programa, presentado ayer por el conselleiro de Economía Francisco Conde en la reunión semanal del Ejecutivo, dará el relevo a otro, el Galicia «i2C», vigente desde el 2011 hasta el final de la última legislatura.

Entonces el equipo económico de San Caetano hizo énfasis en la renovación de las estructuras, a las que dedicó un 41% del gasto presupuestado. Así que ahora el foco se centra en las «personas». El departamento de Conde intentará «poner en valor el conocimiento científico» en áreas nucleares para la economía autóctona, como la industria de la automoción, el naval o el incipiente sector de la aviación no tripulada.

En palabras del conselleiro, se trata de poner las «bases y las piezas» para que el tejido productivo de Galicia, desde las grandes empresas hasta las pymes, encuentren incentivos para apostar por el progreso tecnológico. Por parte de la Xunta, se fortalecerá la apuesta por los programas de excelencia en centros tecnológicos, en el fomento de un rural inteligente o en dar cabida a las iniciativas de la llamada economía circular. Y todo ello sin dejar de lado la educación. El «Galicia Innova 2020» incluye incentivos para el profesorado universitario —recibirá un complemento en su retribución por sus aportaciones en el terreno—, se implementarán nuevos programas de investigación pre y post-doctoral, y se pondrán en marcha iniciativas de formación «senior». De igual modo, la Xunta actualizará sus programas «Stem», incluidos aquellos que animan a los estudiantes de la enseñanza obligatoria a encauzar su futuro laboral hacia la ciencia y la tecnología.

Los «hubs»

Aún así, una de las principales novedades de la estrategia se aloja en la creación de «hubs», o espacios de colaboración público-privados. Si uno de los problemas tradicionalmente asociados al I+D+i gallego era la falta de inversión de las empresas —aunque en los últimos tiempo creció 8 puntos por encima de la media estatal—, la administración autonómica intentará abrirles una puerta, por ejemplo, hacia una mejor financiación y hacia la cooperación con otros polos del «ecosistema» de la innovación, como las universidades, los clusters u otros centros de conocimiento.

A partir de ahora, valoró Conde, el Ejecutivo abrirá «un debate» para «identificar cuáles son los sectores» en los que Galicia tiene más posibilidades de implantar un «hub», y tratar de exprimir así sus posibilidades de despuntar.