Negociación del comité de huelga de Justicia con la Xunta
Negociación del comité de huelga de Justicia con la Xunta - EFE

La Xunta lleva a la mesa sectorial la negociación para cerrar la huelga

El comité avanza su participación en la reunión, prevista para la próxima semana, aunque se erige como el «foro válido para zanjar el conflicto

SantiagoActualizado:

Los tiempos para comité de huelga de Justicia se han agotado. El Gobierno gallego convocará la próxima semana una reunión de la mesa sectorial para buscar un acuerdo que ponga punto y final a la huelga en los juzgados. El departamento de Vicepresidencia se inclina así por entablar un diálogo, que se espera que sea definitivo, con las siete organizaciones sindicales con representación. En el actual comité, después de varias salidas, solo se mantenían SPJ-USO, CUT, STAJ y la CIG. Fueron estas centrales quienes decidieron, el pasado 9 de mayo, declarar suspendida una huelga que había cumplido los tres meses de vigencia ininterrumpida.

El conjunto de los sindicatos desveló su participación en esta nueva convocatoria de la Xunta, aunque siguen identificando al comité como el «foro adecuado» para acabar con el conflicto. Su presidente, Julio Bouza (SPJ-USO), aclaró que la huelga se mantiene activa, aunque las últimas cifras de seguimiento arrojan un exiguo 3% de respaldo entre los funcionarios. «En el momento en el que estamos», concede Bouza a Europa Press, «nos vale cualquier foro para hablar, pero lo suyo es el comité de huelga, constituido legalmente». Desde STAJ, su portavoz Enrique Araújo se manifiesta en la misma línea: «Si nos convocan, iremos; pero el cierre de la huelga tiene que producirse en el comité», dice, en sintonía con Pablo Valeiras, de CUT, que considera una «ilegalidad» que la negociación final se celebre en la mesa sectorial.

Entre las organizaciones que en su día se desentendieron del comité, la reacción no es muy distinta. CSIF todavía reivindica su permanencia en el órgano y Comisiones, a través de su portavoz Tino Nóvoa, avanza su asistencia a la reunión, ya que entiende que la «huelga no puede estar suspendida sine die». En UGT, por su parte, desvelan la preparación de una «propuesta integradora» que logre acercar posturas y finalizar, al fin, el problema en la Justicia.