Visitantes en el parque nacional de las Illas Atlánticas
Visitantes en el parque nacional de las Illas Atlánticas - MIGUEL MUÑIZ

La Xunta estudia la reducción del cupo de visitas para las Cíes

La propuesta de plan de usos del Parque Nacional límita a 1.800 las de Ons

SantiagoActualizado:

Más de 14 años después de su declaración, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas continúa sin plan rector de uso y gestión, una herramienta que la legislación obliga a tener lista en el plazo de un año. La directora xeral de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, presentó ayer en Vigo el documento de inicio del plan a varias asociaciones ecologistas. Entre las principales novedades estará la imposición por primera vez de un cupo diario de visitantes para la isla de Ons, fijado en 1.800 personas al día. Díaz explicó también que la Xunta estudiará rebajar la presión turística en las Cíes.

Desde el año 2000 el cupo en el archipiélago de la ría viguesa está limitado a 2.200 personas, a las que se suman otros 800 campistas, por una orden de la Consellería de Política Territorial. Pero este verano, con el escándalo de la sobreventa de billetes de varias navieras, quedó en evidencia que la cifra se ha venido sobrepasando. En 2011, la Consellería de Medio Ambiente hizo un primer intento para aprobar el plan de uso y gestión del parque nacional. Publicó un borrador y lo sacó a información pública, pero nunca llegó a salir adelante al no contar con consenso de los sectores implicados, sobre todo el pesquero. En ese documento, la Xunta proponía reducir el cupo en Cíes a 1.800 personas en temporada alta, 200 más en grupos autorizados y 550 campistas. Ana María Díaz eludió ayer aclarar en cuánto se podría reducir ahora la presión turística en Cíes y se limitó a explicar que la propuesta es que «baje un poco», informa Ep. En los próximos días representantes de la Consellería de Medio Ambiente se reunirán con el propietario del camping, para abordar una posible bajada de plazas, explicó.

La directora xeral de Patrimonio Natural manifestó que, además de regular el número de visitantes, se van a «reforzar» los sistemas de control para garantizar que se cumplen los cupos. A finales de septiembre la Xunta proponía sanciones a cuatro navieras que alcanzaban en conjunto el millón de euros. Sobre este punto, Ana María Díaz indicó que la Xunta está «a punto» de emitir su resolución sobre los recursos presentados. En cuanto a los sistemas de autorizaciones, la directora xeral de Patrimonio Natural añadió que la Xunta trabaja en colaboración con la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) para evitar «situaciones de posible manipulación del sistema», y avanzó que se implantará uno nuevo «similar al modelo» de autorizaciones para visitar la playa de As Catedrais, en Lugo.

El plan rector propone, además, una nueva zonificación en la que se establezcan por primera vez los posibles usos en medio marino de las diferentes islas.