Votación Investidura Pontón se abre a acuerdos que sirvan para «defender a Galicia»

La portavoz frentista tiró de hemeroteca y del diario de sesiones para tratar de colocar a Feijóo ante sus contradicciones

Ana Pontón, portavoz del BNG en la Cámara gallega
Ana Pontón, portavoz del BNG en la Cámara gallega - MUÑIZ

Ana Pontón abrió la sesión de investidura jugando con el binomio de la tensión y la oferta de un apoyo útil «para defender Galicia, para blindar los derechos y para que realmente dejemos atrás una crisis que tanto dolor e injusticia han creado». La experiencia de los nacionalistas les dice que los próximos cuatro años pueden ser fundamentales para reformar las instituciones y adoptar un nuevo modelo competencial y territorial que afecta a Galicia. Por eso, la portavoz parlamentaria del BNG tomó la delantera para extender la mano al gobierno. Aunque no lo hizo gratis. «Difícilmente se puede llegar a acuerdos con quien no ve estas necesidades (de igualdad y modernidad), señor Feijóo. Usted pide unión pero lleva ocho años dividiendo y siempre abaca traicionando a Galicia». La organización cree que el presidente del PPdeG «antepone las puertas giratorias que garantizan retiros dorados» antes que la dar la batalla por los intereses de los gallegos.

Política de los 80

Fue la brecha que rompió la previsibilidad del clásico discurso frentista. Pontón tiró de hemeroteca y del diario de sesiones para tratar de colocar a Feijóo ante sus contradicciones. Le acusó de prometer en el pasado más puestos de trabajo y mejorar las condiciones del medio rural con una batería de medidas embutidas «en un traje hecho a la moda de los ochenta», en referencia al actual sistema autonómico. «Autonomismo fosilizado», prefirió calificarlo.

Aunque el modelo territorial sea caduco, el argumentario del Bloque sigue conservando sus propuestas bandera. La líder de la organización volvió a solicitar la creación de una Banca Pública, el estudio de una tarifa eléctrica propia o un cambio en el esquema de financiación autonómico para evitar que Montoro «siga teniendo la llave del dinero de los gallegos».

Fueron algo más de treinta y cinco minutos de intervención, muchos de los cuales estuvieron centrados en las políticas contra la violencia de género. El BNG se ofrece a consensuar un pacto contra las agresiones machistas en Galicia. Un posible comienzo de la fase de diálogo con el tercer gobierno de Feijóo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios