Galicia

Villares ve segura la presencia de En Marea en la Mesa de la Cámara

El magistrado en excedencia hizo un guiño a la posibilidad de que los nacionalistas estén también representados

Luis Villares (3i) y las diputadas electas Eva Solla (i) y Paula Vázquez (2i), en Santiago
Luis Villares (3i) y las diputadas electas Eva Solla (i) y Paula Vázquez (2i), en Santiago - EFE

El portavoz «de facto» del grupo parlamentario de En Marea, Luís Villares, reconoció ayer que se están produciendo conversaciones con otros partidos para acordar el reparto de los sillones previsiblemente vacantes —la vicepresidencia segunda y la vicesecretaría— en el Mesa del legislativo. Así y todo, las negociaciones «aún no están cerradas». De ser así, los grupos de oposición salvarían uno de los primeros escollos de la legislatura. El empate a escaños entre el PSdeG y la Marea propicia un enconamiento en la distribución de los puestos que solo los votos del BNG pueden desenmarañar. De ahí que el magistrado en excedencia hiciera un guiño a la posibilidad de que los nacionalistas estuvieran representados también en el órgano alto de O Hórreo: «Si fuese posible, sí deberían estar», explicó. A pesar de ello, Villares considera asegurada su presencia en base a los criterios de «pluralidad» y «proporcionalidad».

Las jornadas de transición mientras no se constituye formalmente la Cámara gallega están sirviendo a la izquierda rupturista para dar encaje a sus diputados en las diferentes comisiones. Sin saber aún quién asumirá junto a Villares la portavocía, ya se conoce el nombramiento de Eva Solla y Paula Verao como responsables del área de sanidad. Mañana se anunciará formalmente la asignación del resto. Entonces, se podrá comprobar si el juez respetará su criterio de que los diputados «son de En Marea al cien por cien» o si, por el contrario, distribuirá los cargos en función de la filiación política de cada uno.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios