Referéndum ilegal en Cataluña

Villanueva advierte al rupturismo de que no autorizará actos a favor del 1-O

El delegado del Gobierno asegura que no permitirán manifestaciones ni reuniones «en contra de la legalidad». Anova, una de las patas de En Marea, ignora los avisos : «No conseguirán pararnos», apunta Antón Sánchez

El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva
El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva - MIGUEL MUÑIZ

La delegación del Gobierno en Galicia no autorizará ningún tipo de acto a favor del referéndum ilegal en Cataluña. Así lo advertía ayer Santiago Villanueva después de que esta misma semana dirigentes de Anova —uno de los partidos que componen En Marea— avanzasen que preparan una serie de manifestaciones en la Comunidad para apoyar la consulta del 1 de octubre y respaldar los actos de desobediencia de los alcaldes catalanes favorables al desafío soberanista. «Como en todos los casos, las manifestaciones o reuniones que se convoquen en contra de la legalidad no serán autorizadas», respondía tras ser cuestionado por los medios de comunicación.

Como representante del Ejecutivo central en territorio gallego, Villanueva recordó que la legalidad vigente «está para ser cumplida» y que todos, «los primeros las administraciones públicas, y después el resto de la población», deben actuar conforme al actual marco normativo. No obstante, el delegado del Gobierno en Galicia rechazó hablar de actuaciones concretas en caso de que Anova u otro partido realice finalmente algún acto de este tipo y concretó que, llegado el caso, tendrían que analizar «qué tipo de convocatoria y comunicación» se formaliza para decidir las actuaciones a llevar a cabo.

Pese a la contundencia de las afirmaciones de Santiago Villanueva, el portavoz nacional de Anova y diputado de En Marea, Antón Sánchez, insistió a través de un vídeo publicado en las redes sociales en que la formación sigue adelante con la preparación de actos «en defensa de la democracia» y el referéndum. El parlamentario rupturista criticó la advertencia del delegado del Gobierno por entender que se trata de una actuación propia de un «censor» y señaló que sus palabras vienen a confirmar la denuncia que este jueves formulaba el histórico dirigente nacionalista y fundador de Anova, Xosé Manuel Beiras, que calificaba las acciones del Ejecutivo central contra el referéndum ilegal como propias de «un estado de excepción no declarado». «¿Desde cuándo se suspendieron los derechos fundamentales de libertad de expresión y de reunión en este país para que ustedes preventivamente actúen de censores e inquisidores contra quien opine políticamente sobre un asunto que a todos nos compete?», criticó Antón Sánchez, al tiempo que reiteró la necesidad de «participar y promover actos» a favor de la consulta ilegalizada por el Tribunal Constitucional.

Fotos con Otegui

El secretario general del Partido Popular, Miguel Tellado, extendía las críticas al conjunto de En Marea y al BNG después de que los líderes de ambos partidos se desplazasen a Cataluña para respaldar las reivindicaciones secesionistas durante los actos de la Diada. En este sentido, Tellado quiso censurar que tanto Ana Pontón como Luís Villares empleen sus esfuerzos en hacer «turismo independentista» en territorio catalán cogiendo ideas de quienes «solo buscan romper la convivencia de un país» en una manifestación que, de paso, ha servido a dirigentes nacionalistas para «hacerse fotos con (Arnaldo) Otegi». «Es una imagen que nos avergüenza a la mayoría de los gallegos. Genera la vergüenza más profunda en la tierra en la que nació Miguel Ángel Blanco», enfatizó el secretario general.

Tellado puso el acento en la presencia de Villares, magistrado del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en excedencia, en los actos de apoyo a la consulta ilegal. «Una persona tan sectaria, que se dedica a interpretar desde un escaño las decisiones que toman los tribunales, ¿fue capaz de hacer política desde el estrado?, preguntó el también diputado popular cuestionando el trabajo del líder rupturista como juez. En este sentido, Tellado introdujo la duda de si el portavoz de En Marea incluía algún tipo de «sesgo político» en sus sentencias y, en sintonía con la opinión expresada por Alberto Núñez Feijóo esta semana, dio por hecho que «quien anima a incumplir las leyes no está capacitado para impartir justicia». Según el secretario general de los populares gallegos, serán «las hemerotecas» las que inhabiliten a Villares para volver a la magistratura, después de que «sus compañeros» ya lo inhabilitasen para repetir como candidato a la Presidencia de la Xunta.

Toda la actualidad en portada

comentarios