Caballero con los miembros de su equipo tras conocer su victoria en las primarias del PSdeG
Caballero con los miembros de su equipo tras conocer su victoria en las primarias del PSdeG - LAVANDEIRA JR./EFE
Primarias del PSdeG: El día después

Vigo responde al triunfo de Gonzalo Caballero con una oferta de diálogo

El alcalde olívico espera reunirse próximamente con su sobrino tras su victoria en las primarias

SantiagoActualizado:

No había querido pronunciarse en público sobre el devenir orgánico del PSOE desde el varapalo que supuso para él la derrota de Susana Díaz en las primarias federales pero ayer el alcalde de Vigo hacía una «excepción». Abel Caballero dejó atrás el enfrentamiento abierto que desde hace años mantiene con su sobrino Gonzalo para felicitarlo públicamente por su victoria en las primarias del PSdeG y lanzarle una oferta de «diálogo» en la nueva etapa que se abre en el seno de la formación con el economista olívico como jefe de filas. «Por muchas razones, y por razones afectivas muy intensas, le quiero felicitar. Espero que todo vaya bien», señaló el regidor vigués, al tiempo que reivindicó el diálogo como «principio vital dentro de un partido». «¿Cómo no voy a hablar con el nuevo secretario del PSdeG?», apuntó.

Tras ser cuestionado por los medios de comunicación, Abel Caballero aclaró que espera mantener una reunión próximamente con su sobrino. No en vano, en el horizonte del socialismo gallego se vislumbran varias citas de vital importancia para los intereses del regidor vigués, como los respectivos procesos congresuales a nivel provincial y local, donde el alcalde de la ciudad más poblada de Galicia espera poder situar al frente de sendas agrupaciones a personas de su confianza para mantener su poder territorial. La convocatoria más inminente es el Congreso del PSdeG del próximo 29 de octubre, en donde Gonzalo Caballero hará públicos los nombres de su nueva ejecutiva con la incógnita de saber si incluirá en ella a figuras afines al alcalde vigués o a otros barones territoriales que optaron por respaldar a Juan Díaz Villoslada en las elecciones internas del pasado domingo.

El ganador de las primarias socialistas reiteraba ayer en una entrevista en la Radio Galega su voluntad de integrar a todas las sensibilidades del partido en la futura ejecutiva para conformar un «proyecto de renovación» que permita a la formación recobrar su pulso electoral. Fuentes consultadas por ABC aseguran que la cordialidad de los mensajes difundidos durante la jornada de ayer por el alcalde de Vigo y otros dirigentes que apostaron por la candidatura de Villoslada hacia Gonzalo Caballero demuestran la «necesidad de entendimiento» entre ambos sectores del partido. «Ellos tienen una posición sólida en lo institucional, pero muy débil desde el punto de vista orgánico, por lo que lo normal es que lleguen a un acuerdo de cara al Congreso», explican estas mismas fuentes.

En este sentido, buena parte de los representantes institucionales que apoyaron al diputado coruñés en las elecciones internas del pasado domingo se apresuraban en las últimas horas en felicitar al economista vigués por su victoria. Es el caso del presidente de la Diputación de La Coruña, Valentín González Formoso, que expresaba su deseo de que el triunfo de Caballero marque el principio de «una etapa de ilusión en la formación». El también alcalde de As Pontes instó a «todos» los militantes socialistas a arropar al futuro secretario general —su elección se formalizará en el Congreso del próximo día 29— y defendió la celebración de primarias como una verdadera «competición».

También la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, quiso hacer una «valoración positiva» del proceso interno que pone fin a más de año y medio de interinidad en el seno de la formación. La dirigente, próxima al exsecretario general José Ramón Gómez Besteiro, valoró que la elección de Gonzalo Caballero servirá para dar «un paso más» de cara al «objetivo real» del PSdeG: «Ser una alternativa al gobierno del Partido Popular».

PP y En Marea

Por su parte, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, manifestó su deseo de que el nuevo líder socialista favorezca el «diálogo» entre ambas formaciones y rechazó prejuzgar si será un rival más o menos «cómodo» para los populares. «Yo creo que el PP tiene la obligación de sentirse cómodo con cualquier interlocutor que democráticamente elijan las bases de los partidos», sentenció. También el portavoz de En Marea, Luís Villares, celebró que el PSdeG haya resuelto la «interinidad» de su liderazgo para «poder tener una interlocución» que permita llegar a acuerdos entre ambos partidos.