El hombre estaba solo en el momento del fatal accidente
El hombre estaba solo en el momento del fatal accidente - MUÑIZ

El viacrucis de un hombre que perdió los dos brazos en un accidente en su granja

El hombre, de 59 años y vecino del municipio coruñés de As Somozas, estaba solo en el momento del fatal accidente. Logró pedir ayuda, pero el helicóptero medicalizado que iba a atenderlo no pudo aterrizar por el fuerte viento

SantiagoActualizado:

Sin nadie cerca que pudiera socorrerlo y con un brazo amputado y el otro gravemente lesionado. Esa fue la situación en la que se encontró un vecino de la localidad coruñesa de As Somozas cuando, tras un accidente laboral en la granja en la que trabajaba, se vio solo e impedido para pedir ayuda. La víctima, de 59 años, era empleado de esta explotación ganadera desde hacía años y tuvo que esperar a que otro compañero se acercase a ella para reclamar auxilio. Entonces, fueron avisados los servicios de emergencia, que movilizaron con celeridad a un helicóptero medicalizado.

Pero el rescate del hombre se complicó por el fuerte temporal que azotaba la zona y que impidió que el helicóptero tomase tierra tras varias intentos fallidos. En medio de todas las dificultades para que pudiera recibir la asistencia urgente que necesitaba, los servicios de emergencia optaron entonces por enviar un vehículo medicalizado a la zona a bordo del que la víctima sí pudo ser evacuado al Complexo Hospitalario Universitario de La Coruña (CHUAC).

Brazo amputado

Una vez allí, y superadas todas las dificultades para recibir asistencia, las complicaciones sufridas en el brazo que se había salvado obligaron a que tuviesen que amputárselo. El suceso ha causado una gran conmoción en la localidad de San Sadurniño, de donde es originario el trabajador. Allí todos lo conocen y confiesan que se trata de una desgracia «que uno nunca espera».