Galicia

Un tour policial de Vigo a Fisterra para impedir expulsiones injustas

Exigen que se cambie el Código Penal para que no se los expulse por sanciones leves

Los ocho agentes que participaron en el tour, a su salida de Vigo
Los ocho agentes que participaron en el tour, a su salida de Vigo - SONIA D.

Un grupo de agentes gallegos del cuerpo de Policía Nacional partieron a primera hora de ayer de la comisaría de Vigo para exigir una modificación del Código Penal. El objetivo de este particular tour, que se detuvo en otras cinco comisarías de la Comunidad, pasa por modificar la legislación actual para «garantizar la seguridad jurídica» de los efectivos. Los policías rechazan que se los pueda apartar del cuerpo de forma definitiva por un simple error de actuación. Según explican desde el SUP —sindicato policial mayoritario en Galicia— «entendemos que cuando alguien comete un delito no merece estar en el cuerpo pero, si en una actuación profesional cometes un error que puede tener un reproche penal o disciplinario, ya sufres suficiente castigo como para tener que pagarlo también con la expulsión».

Medidas desproporcionadas

El polémico artículo al que se refieren los agentes que ayer pedalearon desde Vigo a Fisterra para exigir su derogación es el 42 del actual Código Penal, un texto que para los profesionales es «totalmente desproporcionado». En este sentido, los policías gallegos insisten en que la exposición jurídica de cualquier otro funcionario público no es la misma que la de los efectivos policiales que, en muchas ocasiones se encuentran —critican— «ante situaciones que hacen que los agentes no actúen con la confianza necesaria en sus intervenciones ante el temor de sufrir una inhabilitación especial por un error profesional» y, así, la expulsión definitiva y sin marcha atrás del Cuerpo.

En este sentido, el portavoz del SUP. Roberto González, refiere que estas medidas deberían tener un «carácter más gradual». Es decir, que los agentes deberían enfrentarse a un «reproche más medido» y no a una sanción independiente del calibre del error que los policías de la Comunidad consideran «injusta». Con esta idea en mente, los ocho agentes que ayer se montaron a la bicicleta para reclamar mayores garantías jurídicas recorrieron más de 170 kilómetros. En sus detenciones en las comisarías de Vilagarcía, La Coruña, Santiago y Ribeira subrayaron el derecho de cada agentes a contar con un castigo equivalente a su delito.

Bajo el lema «Nuestra seguridad jurídica es tu protección», este grupo de policías reconvertidos por un día en ciclistas confiaron en que el legislador «se solidarice con nuestra reivindicación» para evitar expulsiones de la carrera policial en casos que consideran injustos y desmedidos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios