Los estafadores contactan con sus víctimas a través de las redes
Los estafadores contactan con sus víctimas a través de las redes - ABC

El «timo del amor» se extiende por las páginas de contactos y suma miles de víctimas

Contactan con sus víctimas a través de sus webs de contactos y logran que les entreguen grandes cantidades de dinero

SantiagoActualizado:

Se conoce como «timo del amor» y se extiende al amparo de las redes sociales y de las páginas de contactos. Sus promotores suelen ser hombres que entablan una relación (o varias paralelas) con mujeres a las que acaban saqueando las cuentas. Se valen de que su víctima suele estar atravesando una situación complicada para ganarse su confianza y, desde la distancia, iniciar una relación basada en falsas palabras que tiene como finalidad robarle todo el dinero posible. Los expertos indican que se han detectado distintas modalidades a la hora de esquilmar a la víctima. Algunos les piden altas cantidades de dinero para saldar sus deudas, pagarse un billete de avión e iniciar una supuesta vida con la afectada. Otros se inventan una enfermedad. Y otros incluso piden este dinero para realizar una inversión inexistente, como adquirir una ganga en una subasta que nunca llega a realizarse.

Sea como fuere, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado alertan de que no se debe transferir ninguna cantidad económica a personas que no se conocen y que se desconfíe de este tipo de relaciones que suelen avanzar a pasos agigantados y para las que los estafadores se valen de perfiles e imágenes falsas. El gran número de casos detectados ha provocado que ya sean muchos los impostores que empiezan a sentarse en el banquillo para rendir cuentas ante la justicia. El último caso tendrá lugar la semana entrante en Pontevedra, donde se juzgará hombre acusado de estafar más de 53.000 euros a una mujer que conoció a través de una web de contactos.

Piden 4 años de prisión

Según el escrito de Fiscalía, que pide para el acusado cuatro años de cárcel, el hombre conoció a la mujer en una red de contactos en la que había creado un perfil falso, y le hizo creer que se trataba de un trabajador de Inditex que padecía una extraña forma de epilepsia y que necesitaba una costosa medicación traída de Estados Unidos. Con el paso de los meses, y empleando diferentes excusas, como que había sufrido un accidente de tráfico, un ataque agudo de su enfermedad o incluso una agresión, el hombre fue solicitando a la mujer pequeñas cantidades de dinero que, en total, superaron los 53.000 euros. En todo caso, recoge el Ministerio Fiscal, el hombre prometía devolver el dinero a la mujer, algo que nunca se produjo. Finalmente, y ante la reclamación de la mujer, él llegó a amenazarla con «arruinarle la vida».

Una pontevedresa entregó 53.000 a un hombre que la engatusó por Internet a través de un perfil falso

Una situación paralela vivió una coruñesa que conoció al hombre perfecto a través de Instagram. Se trata de un estafador que usurpó la imagen de un médico brasileño para hacerse pasar por un doctor australianos dispuesto a mudarse a Galicia con tal de estar con su víctima. La relación prosiguió por whatsapp y el hombre llegó a presentarle a su presunta familia. Un hijo al que la mujer envío 600 euros por su cumpleaños, previa petición de su pareja virtual. El timo engordó hasta que el hombre le pidió 3.000 euros para un billete de avión que iba a coger para casarse con ella. Pero antes, le saqueó 15.000 euros para una falsa operación de urgencia a la que, le dijo, tuvieron que someter a su hijo. Cuando la mujer empezó a sospechar ya le había robado más de 20.000 euros.

En muchos casos, indican los expertos, los timadores eligen a víctimas mayores, por ejemplo pensionistas, que residen solos o no tienen familia próxima. No existen datos exactos acerca del número de casos detectados porque en muchos casos las víctimas no dan el paso de denunciar, rotas por la traición.