Galicia

Súarez invita a PP y PSdeG a presentar una censura en Ferrol

Ferrol en Común, en el gobierno, se queda con solo cuatro dedicaciones exclusivas tras una iniciativa del PSdeG

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, durante una rueda de prensa
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, durante una rueda de prensa - EFE

La situación de debilidad del alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, volvió a plantearse ayer en el pleno municipal. PP y PSdeG unieron sus votos para tumbar la propuesta del Gobierno local sobre dedicaciones exclusivas y las remuneraciones para los concejales, dejando a la plataforma del regidor, Ferrol en Común, solo con tres y la del regidor. La iniciativa fue impulsada por la portavoz socialista, Beatriz Sestayo, durante el pleno sin aviso previo. El Partido Popular consideró que se ajustaba al «principio de proporcionalidad» requerido para gobernar.

Tras la votación, el reparto de asignaciones se completa con ocho parciales para la oposición, asumiendo cinco el PP, dos el PSOE y la restante el BNG. Sestayo señaló que su iniciativa no solo no suponía «incrementar la reserva de crédito», sino que conllevaba un ahorro de 18.000 euros para las arcas del Consistorio y enmarcó el texto que defendió en la necesidad de diferenciar la condición de las «concejalas sobre las que pesa la posibilidad de que sean tránsfugas».

La portavoz conservadora, Martina Aneiros, indicó que la propuesta del Gobierno local «rompe la proporcionalidad», ya que respetaba los emolumentos más elevados para todos los ediles de Ferrol en Común pese a su minoría plenaria. Tras sugerir que «vulnera ese principio», espetó que su formación, con once escaños, tiene tres dedicaciones exclusivas.

Y en el transcurso del debate, el alcalde Suárez apuntó que, pese a hablar de «respetar la democracia», los votos en el pleno «dejan un gobierno de ocho personas con cuatro dedicaciones». El regidor recordó que parte del grupo tendrá que compaginar «trabajo con labor política» y que el PSOE, con tres actas, detentará dos dedicaciones. Por último, reclamó que inviertan su «ansia» en «presentar una moción de censura». También el edil nacionalista Iván Rivas sugirió que el «Partido Socialista permita una moción de censura», pero advirtiendo, en referencia al PP, que posibilitaría que «la mayor miseria pueda continuar gobernando».

Durante el pleno también se pudo escuchar a la exsocialista Rosa Méndez Fonte, expulsada del grupo del PSdeG, quien recordó que en 2012 su formación consideraba innecesarias esas retribuciones. En un tenso intercambio de palabras con Sestayo, no recibió respuesta por parte de su excompañera de filas más allá de invocar que ahora su partido tiene «2.000 votos menos» como respaldo por la salida de Méndez Fonte y María Fernández Lemos, también no adscrita y exconcejala.

Fuentes del PSdeG consultadas por ABC aseguran que «no se ha planteado la posibilidad de una moción de censura contra el Gobierno local, pero estamos en la oposición».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios