Entierro de la justicia, celebrado este miércoles de ceninza en los juzgados vigueses
Entierro de la justicia, celebrado este miércoles de ceninza en los juzgados vigueses - SALVADOR SAS/EFE
Huelga indefinida en la justicia

Los sindicatos rechazan el gesto de Rueda y continúan con el chantaje

Mañana habrá manifestaciones en las siete ciudades gallegas mientras los trabajadores piden retomar el diálogo.El vicepresidente vuelve a insistir en que no mejorará la última oferta y pide suspender el paro para negociar

SantiagoActualizado:

Los funcionarios de la justicia mantienen el pulso y por el momento no piensan desconvocar la huelga indefinida que hoy cumple su primera semana. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha insistido esta mañana en que la administración gallega no se moverá de la última oferta de mejora salarial realizada el pasado lunes. Pero los sindicatos rechazan el ultimátum y mantienen su calendario de protestas. Para mañana han convocado manifestaciones en las siete ciudades gallegas a la espera de recibir una llamada para volver a retomar las negociaciones.

La parálisis sigue afectando a los juzgados gallegos, en los que se han realizado concentraciones y asambleas para informar a los trabajadores de los últimos avances de las negociaciones. Con el carnaval como telón de fondo, en ciudades como Vigo, los funcionarios han protagonizado su particular entierro de la justicia, en vez de la sardina. Pese a que cada jornada de paro, los trabajadores pierden entre 55 y 85 euros, según su categoría e antigüedad, los sindicatos aseveran que por el momento la mayoría sigue firme en sus reivindicaciones. Los funcionarios iniciaron la protesta el pasado diciembre para denunciar que eran uno de los colectivos peor pagados de España e insisten en que los entre 800 y 1.080 euros anuales de subida que ha ofrecido la Xunta para 2020 todavía no son suficientes. Los huelguistas reclaman unos 2.700 al año. Durante la jornada de hoy el seguimiento a la protesta ha sido similar al de los días anteriores, con un 90% para los convocantes y un 40,57%, según la Xunta. La elevada diferencia entre los porcentajes se explica porque Vicepresidencia contabiliza para hacer los cálculos también a los trabajadores que cumplen con los servicios mínimos y a los que disponen de una baja justificada.

Desde A Estrada, el vicepresidente Alfonso Rueda ha insistido nuevamente en que «se puede seguir negociando sin mantener una huelga indefinida», informa Ep. Pero ha vuelto a advertir que la Xunta no subirá más los salarios. «Hasta donde llegamos es a la cifra ofertada y ahí nos vamos a mantener», ha remarcado. «Espero que los sindicatos entren en razón y se den cuenta de que sobre la base de la propuesta de la Xunta es sobre la que hay que llegar a un acuerdo», ha aseverado, antes de reiterar que «esto no es un toma y daca para ver quién sube más y hasta dónde llegamos».

Por el momento no hay fecha para retomar las negociaciones. Rueda ha indicado esta mañana que el Gobierno gallego nunca ha cerrado las puertas a hablar. «Hoy mismo, o mañana, si quieren», ha esgrimido, antes de recordar que la Xunta ya volvió a sentarse el lunes y fueron los sindicatos quienes se volvieron a levantar diciendo que la oferta era «ridícula».

«Las fechas (para el diálogo) son todos los días que los sindicatos quieran», ha asegurado. Pero ha dejado claro, que esta disposición no significa que la Xunta «vaya a estar subiendo siempre la cifra». El vicepresidente ha recordado que la administración autonómica maneja «recursos públicos» y la contrapropuesta del comité de huelga es inasumible.

Los sindicatos siguen esperando la llamada de la Xunta para sentarse a hablar. Según explica Manuel Tejada, presidente del comité de huelga, el lunes durante el último encuentro mantenido con los directores xerales de Xustiza y de Función Pública, éstos quedaron en fijar una nueva fecha antes de que finalizase la semana para intentar acercar posturas. A última hora de esta tarde no la habían recibido. «Si los sindicatos están esperando una llamada de la Xunta, pues aprovecho para decirles que la llamada de la Xunta es permanente. Estamos ahí, conocen nuestra oferta», replicó el vicepresidente.