Ana María Díaz, directora xeral e Patrimonio Natural
Ana María Díaz, directora xeral e Patrimonio Natural - MIGUEL MUÑIZ
Entrevista

«Si los técnicos lo dicen, el cupo de As Catedrais se revisará»

«Queremos que los ingenieros nos digan si, tras las lluvias de las últimas semanas, alguna de las estructuras ha quedado más inestable de lo que es la propia esencia del monumento», afirma la directora xeral de Patrimonio Natural tras el fallecimiento en el arenal lucense de una joven de Valladolidd

SantiagoActualizado:

La playa de As Catedrais en la Mariña lucense es uno de los enclaves más visitados de Galicia. Pero la presión turística podría estar afectando al monumento natural, en el que el pasado fin de semana fallecía una turista de Valladolid tras recibir el impacto de una roca desprendida. La directora xeral de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, defiende que la Xunta siempre ha escuchado a los expertos a la hora de gestionar el espacio. Tras el fatídico accidente, afirma, se ha decido extremar las precauciones nuevamente en base a las recomendaciones de los científicos.

La Xunta ha anunciado que antes de mayo se tomará algún tipo de medida. ¿Cuáles se están barajando?

La primera medida, que ya se ha realizado, es la colocación de más carteles en los que se recuerda al visitante que hay unas zonas donde está prohibido caminar y se les advierte de los riesgos que conlleva la visita a este monumento natural. Además, el personal del Ayuntamiento de Ribadeo, con apoyo del de la Xunta, dará información. Paralelamente se ha pedido un estudio a la Escuela de Ingenieros de la Universidad de La Coruña para que nos diga el estado actual de esa formación pétrea, por si ha habido algún cambio a raíz de los últimos temporales. La Xunta, el Ayuntamiento y Costas hemos acordado asumir las recomendaciones de ese estudio.

¿Se contempla limitar los accesos después de días muy lluviosos?

A falta de lo que diga el estudio, al monumento natural parece que le afectan los temporales. Queremos que los ingenieros nos digan si, tras las lluvias de las últimas semanas, alguna de las estructuras ha quedado más inestable de lo que es la propia esencia del monumento. Es pronto para predecirlo, hay que acudir a los expertos.

El informe del profesor de la UDC Juan Ramón Vidal Romaní encargado por la Consellería ya alertaba de inestabilidad en los acantilados y de posibles desprendimientos. ¿Qué medidas se tomaron tras recibirlo?

Exactamente las que decía el profesor Vidal Romaní. Él alertaba de inestabilidad de la playa, aunque decía que no era mayor en As Catedrais que en cualquiera de las playas de la rasa cantábrica. Decía que existían riesgos de desprendimiento, pero que había una incerteza de cuándo se iban a producir y concluía que lo primero que tenía que hacer la Administración era reforzar la información al visitante del lugar en el que se encontraba y de los peligros que tenía. A raíz de ese informe suprimimos las rutas guiadas por determinadas zonas, como las furnas, y reforzamos mucho la información en la propia autorización que se obtiene por parte del visitante. Ahora una persona ha fallecido y hemos encargado un informe muy diferente al geológico de Vidal Romaní, que estudia la evolución del monumento. Queremos un estudio geotécnico, que nos dirá cómo está la estructura en este momento determinado.

Otro informe, incluido en el Plan Especial de Protección del Ayuntamiento de Ribadeo, alerta de que el número de visitantes supera la capacidad de carga ecológica. ¿Se estudiará limitarlo?

Esta ha sido la típica frase extractada, con muy mala intención por parte de un grupo político, de un documento que no se estaba refiriendo a eso. La frase aparece en el documento técnico en el que se apoya el Ayuntamiento para su plan urbanístico realizado por el profesor Ramil. Cuando contextualiza el por qué se necesita un plan especial va recorriendo la historia del monumento natural y en un momento determinado dice que como vienen muchas personas puede superar su capacidad ecológica. Pero no hace ninguna referencia al plan de conservación (donde se estableció el cupo de 4.800 visitantes al día), porque cuando se escribió no lo había.

¿Pero se replantea la Xunta limitar las visitas?

La Administración no se cierra a ninguna posibilidad. Lo que quiere es que los técnicos le digan si hay que replantearse determinadas cuestiones, si hay estructuras que pueden estar débiles y por lo tanto debe de haber más limitaciones de acceso. En este caso, la Consellería lo que hará es estudiar y revisar todo lo que haya que revisar. Preferimos ser prudentes, porque hasta este momento nadie había planteado la reducción del cupo, que es del año 2015. Si los técnicos, lo entienden oportuno, esta Administración revisará cualquier cosa que haya que revisar.

¿El cupo establece 4.800 visitantes máximo al día, pero cuál es la media?

Las autorizaciones se dan en Semana Santa y en los tres meses de verano. El año pasado hubo muchos días en los que el cupo estuvo cubierto, pero lo normal es que Catedrais esté entre 2.000 o 2.500 personas al día.

¿Es difícil encontrar el equilibrio entre la presión turística y la conservación de la naturaleza en As Catedrais y en otros enclaves como Cíes, donde también hubo problemas este verano?

El cupo de Cíes me parece correcto, el problema de Cíes es que no se respetaba. Hubo un problema legal de algunas de las navieras que transportaba más gente de la permitida. Cíes puede soportar tres mil personas, pero no 7.000 personas.