Galicia

Seis millones para recuperar los montes arrasados por el fuego

Los trabajos ya iniciados se están centrando en la siembra regenerativa y la eliminación de la madera quemada

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, durante su visita a Arbo
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, durante su visita a Arbo - XUNTA

Los incendios que este verano asolaron los montes gallegos dejaron a su paso más de 20.000 hectáreas arrasadas. Recuperarlas en el menor espacio de tiempo es el objetivo del departamento de Medio Rural, que destinará seis millones de euros a regenerar los montes afectados para «hacerlos productivos y consolidar los suelos». Así lo avanzó ayer la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, en una visita a Arbo, municipio pontevedrés donde el pasado mes de agosto un fuego calcinó 1.500 hectáreas.

Según Vázquez explicó a pie de monte, los trabajos puestos en marcha se están centrando en la siembra regenerativa, eliminando la madera quemada sin valor de mercado para mejorar el crecimiento del arbolado y el aprovechamiento de lo pueda ser recuperable. También se está echando mano de una técnica denominada «Mulching» que consiste en distribuir paja y otros materiales de origen vegetal en las zonas afectadas, ya sea de forma manual o con la ayuda de un helicóptero. Esta novedosa técnica permite reducir la erosión en más de un 80 por ciento de las áreas en las que se aplica. En el caso concreto de Arbo, se está probando en unas 70 hectáreas arrasadas por las llamas.

Además de en esta localidad, las tareas de regeneración arrancaron ya en otros puntos de la provincia de Pontevedra —una de las más perjudicadas por la ola de fuegos estival— como Catoira, Caldas de Reis, Soutomaior, Cotobade y en la parroquia de Sampaio. Además del cuidado del suelo, las actuaciones en el monte incluyen una mejora de las infraestructuras forestales en las zonas quemadas, la recuperación de cunetas y una serie de obras de paso para facilitar la capacidad de evacuación de las aguas. De igual modo, se trabaja para recuperar muchos cierres ganaderos afectados y para sustituir los quemados y las infraestructuras complementarias. «Toca regenerar, que la gente se asiente en el rural y que los suelos no sufran más de lo que ya sufrieron», resumió la conselleira del ramo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios