Protesta de los afectados por las heladas y las fuertes lluvias de las últimas semanas
Protesta de los afectados por las heladas y las fuertes lluvias de las últimas semanas - EFE

Los seguros agrarios por las heladas avivan las críticas de la oposición

La conselleira señaló esta semana que aquello «asegurable, no es subvencionable»

SantiagoActualizado:

Desde que los viñedos de una parte de la Comunidad gallega sufrieron a finales del pasado mes de abril unas inesperadas heladas que arrasaron parte de las cosechas vinícolas de varias comarcas, la cuestión de los seguros agrarios ha estado muy presente en el sector rural de Galicia. Varios titulares del Gobierno autonómico, entre ellos el presidente de la Xunta y la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, han recordado en más de una ocasión, durante estas semanas, la necesidad de contar con seguros que hagan frente a posibles contratiempos, como la meteorología. Pocos días después de las heladas, algunas zonas del sector vitivinícola volvieron a ver cómo las inclemencias del tiempo dañaban sus vides tras una jornada de lluvias torrenciales y granizo, volviendo la cuestión aseguradora a la palestra política.

Las palabras de la conselleira de Medio Rural de este lunes, no obstante, han traído consigo un aluvión de críticas desde la oposición, al mencionar la titular autonómica que «todo aquello que es asegurable no es subvencionable». Así, los portavoces de los grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia mostraron su rechazo ante estas declaraciones y tras una junta de portavoces en la que se presentaron diversas iniciativas relacionadas con esta cuestión o con el estado del medio rural en Galicia, denunciaron las palabras de la representante del Gobierno gallego y exigieron modificaciones en el sistema de seguros.

El portavoz del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, presentó la proposición no de ley con la que su grupo pretende instar al Gobierno autonómico a que «tome en serio los efectos de las heladas» y analice el daño causado sobre unas cosechas que, en zonas como la de la denominación de origen de Monterrei, pueden acusar pérdidas «elevadas» que afecten al futuro de las explotaciones. Asimismo, Leiceaga incidió en que «hay un problema con los seguros agrarios» que debe ser solucionado por la Xunta para dar plenas garantías a los agricultores.

Por su parte, la representante del BNG, Ana Pontón, subrayó ayer la «necesidad de que existan compensaciones directas por parte de la Xunta de Galicia» ante las «graves pérdidas» que, tan solo en el sector vitivinícola, podrían alcanzar los 72 millones de euros.