El secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, en el centro
El secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, en el centro - MIGUEL MUÑIZ

El rural ganaría 100 millones más si la leche se pagase como en la UE

UUAA alerta de que pese al alza global de los precios, los ganaderos gallegos son los peor pagados

SantiagoActualizado:

Dos años después de la última crisis de precios de la leche que llevó a miles de tractores a las calles de Lugo y Santiago, los ganaderos gallegos siguen siendo los peor pagados de España. Pese a producir unos 2,5 millones de litros al año, el 40% del total del Estado, Galicia continúa acusando un fuerte diferencial de retribuciones. El sindicato Unións Agrarias (UUAA) ha denunciado esta mañana que si las granjas gallegas recibiesen los 34,59 euros litro que se abona de media en la UE de los 28, durante el año pasado habrían ganado 99,7 millones de euros más, casi 12.000 por cada explotación láctea.

El secretario xeral de UUAA, Roberto García, ha comparecido en rueda de prensa en Santiago para contrarrestar las declaraciones «triunfalistas» realizadas por el presidente de la Xunta y la conselleira de Medio Rural en las últimas semanas. García ha explicado que, pese a que a nivel global los precios de la leche han experimentado en los últimos dos años un alza importante, Galicia sigue funcionando «al margen del mercado». De media, durante 2017 el litro se pagó a 30,48 céntimos frente a los 28,7 céntimos en el año de las tractoradas.

El secretario xeral de UUAA ha aseverado que la industria sigue fijando los precios que le conviene sin que los productores tengan posibilidad real de negociación y ha censurado que el acuerdo lácteo —firmado tras las tractoradas para intentar solucionar la crisis— no está funcionando. «Los ganaderos gallegos somos los más castigados de Europa en una época de bonanza», ha subrayado García, quien ha recalcado que en estos años lo único que se ha incrementado es la distancia entre lo que reciben los productores de la Comunidad con respecto a los de otros países de la UE. De percibir la retribución de las granjas holandesas, el rural gallego habría contado con 174 millones de euros más de ingresos en 2017, 135 millones más con los precios de Alemania o 91 con los de Francia.

La diferencia es también importante si se comparan las cifras de otras comunidades autónomas españolas. De pagarse la leche como en Asturias, la factura de los productores de la Comunidad sumaría 82 millones de euros, 66 en el caso de Andalucía y 32 en el de Cataluña. García ha censurado que desde la Xunta se hable de la recuperación del sector para «crear en la población urbanita el mensaje de que nos quejamos de vicio».

Acuerdo incumplido

El responsable de UUAA se ha mostrado muy crítico con la Xunta por su falta de actividad para mejorar la situación de los ganaderos. Según García, la administración autonómica «no hace nada para corregir la situación». Como ejemplo ha puesto los incumplimientos de las promesas firmadas en el acuerdo lácteo de hace dos años. UUAA denuncia que sigue sin obligarse a los fabricantes a indicar cuál es la procedencia de la leche que están vendiendo, que «no se hizo nada» para evitar que la industria pagase a los ganaderos precios por debajo del coste ni para que existan compradores en el mercado sin solvencia. «Seguimos sin herramientas para corregir una posible futura crisis de precios», ha lamentado García. Por el momento para el año 2018 las industrias gallegas están ofreciendo contratos por las mismas cuantías, pero UUAA asegura que tras una época de estabilidad en los precios «es probable» que vuelvan a aparecer curvas y caídas.

UUAA también ha mostrado su malestar después de que la Xunta haya dejado fuera a «más de mil ganaderos» que solicitaron planes de mejora para sus explotaciones. García explicó que los fondos llegan mayoritariamente de Europa, pero que no se aprovecharán porque la Administración autonómica no puso el 17% que le correspondía de aportación.