Galicia

La Reina impulsa desde Lugo la FP como salida laboral para los jóvenes

Doña Letizia se interesa por la oferta formativa de los centros públicos y anima a los jóvenes a seguir estudiando

Feijóo se muestra «agradecido» con la visita y desvela el interés de la Corona por la oferta académica de Galicia

La Reina, durante su visita a Mondoñedo
La Reina, durante su visita a Mondoñedo - EFE

Doña Letizia visitó ayer el Instituto San Rosendo de Mondoñedo para inaugurar el curso escolar de la Formación Profesional. Con este gesto, la Reina quiso testimoniar el apoyo de la Corona a la formación de los más jóvenes y así se lo transmitió a varios alumnos y profesores del centro. La visita de la Reina fue breve, pero intensa y durante su recorrido por un antiguo instituto laboral fundado en 1953 pudo comprobar cómo se instruyen los estudiantes en distintas materias de los ciclos básicos, medios y superiores de la FP.

Desde primera hora de la mañana los alumnos y profesores esperaban «ansiosos» la visita de Doña Letizia. También se desplazaron a la capital mindoniense para recibir a Su Majestad, el presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, junto con otras autoridades atuonómicas y locales. En todo caso, la Reina quiso que los protagonistas fueran los alumnos y sus maestros. Visitó los talleres de mecanización y arte floral. Según los testimonios recogidos por ABC, la Reina preguntó a un grupo de alumnos que montaban una motosierra «cuántas veces hacían prácticas a la semana o las destrezas necesarias para el manejo de las máquinas». Alfredo, un estudiante asturiano explicó: «Le respondí a lo que me preguntó y le dije que veníamos a los talleres a diario».

Feijoo, muy agradecido

En el taller de arte floral, la Reina optó por sentarse en la cabecera de la mesa. Y en su presencia los alumnos mostraron sus habilidades y prepararon un «ramo de paniculata rosa y trifern» como obsequio. El encargado de entregar las flores fue Diogo Barbosa, un alumno de 15 años, quien le manifestó su deseo de «trabajar porque me gusta más que estudiar». Doña Letizia le comentó que era una «pena» que dejase los estudios tan joven y le deseo suerte en el mundo laboral. La Reina continuó el recorrido por el centro. Reparó en todos los detalles, e incluso hizo un pasillo para que los informadores se adelantasen a las salas que iba a visitar. Con decisión manifestó: «Pasad, pasad los redactores».

En el pabellón del instituto también tuvo ocasión de escrutar la oferta formativa que se imparte en otros centros. Los estudiantes se quedaron sorprendidos por el nivel de conocimiento y la curiosidad de Doña Letizia. Tampoco se perdió detalle el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien se mostró muy «agradecido» por el interés de la Reina que «quería conocer un centro de primera mano». El presidente en funciones, en declaraciones a ABC, recordó que «Galicia es la comunidad con más alumnos de Formación Profesional de España» e indicó que «es el futuro desde el punto de vista de las oportunidades laborales». Finalmente agradeció a Doña Letizia que «haya hecho esta distinción con Galicia poniendo en valor la oferta educativa de la Comunidad».

La visita real también fue reconocida por la alcaldesa de la localidad, Elena Candia quien calificó el día de «histórico» para la ciudad. De igual modo, la portavoz del grupo socialista, Esperanza González, describió la estancia de la Reina como «muy positiva para Mondoñedo y Galicia».

El entusiasmo oficial fue superado por los vecinos que ocuparon la calle para dar vítores a la Reina y al Rey. Doña Letizia se detuvo con el público y les mostró su «alegría» de poder volver a Galicia. También tuvo ocasión de partir más tranquilamente con las autoridades y algunos representantes de la sociedad civil en el encuentro más íntimo que tuvo lugar en la sala de profesores del centro. La propia Reina organizó la foto de grupo con la corporación municipal y escuchó sus explicaciones. También recibió distintos regalos: Una cesta con tomates, repostería típica, una réplica de la Catedral de Mondoñedo y un mantel bordado por las madres concepcionistas.

Gran expectación

La visita de la Reina mudó el aspecto de la ciudad de Mondoñedo. La sede episcopal, nombrada ciudad en el año 1156 por el rey Alfonso VII por los servicios prestados a la Corona, se vistió de gala para recibir a la Reina. Los blasones de los viejos edificios se conjuntaban con la enseña nacional y gallega perfectamente desplegadas para recibir a Doña Letizia.

En la postal tampoco faltaron las autoridades locales, encabezadas por la alcaldesa Elena Candia o el presidente de la Diputación, Darío Campos, quien despidió con afecto a la Reina. También los vecinos se esmeraron y colocaron sobre las vallas de seguridad una bandera nacional y otra gallega como «un gesto de saludo a Doña Letizia». Durante el recorrido por la calle no dejaron de sonar las aclamaciones y vivas a la Corona. Doña Letizia respondió con una sonrisa y «con mucha cercanía». El resumen de la jornada lo hizo el presidente en funciones: «La Reina se va encantada».

Toda la actualidad en portada
publicidad