Galicia

El PSOE se lanza contra Ferreiro por el fracaso de su renta social

Barcón convoca una comisión para depurar la gestión de la medida «estrella» de la Marea

La portavoz municipal socialista, Mar Barcón, en una imagen de archivo
La portavoz municipal socialista, Mar Barcón, en una imagen de archivo - PSDEG

Los socialistas han decidido intervenir contra el gobierno rupturista de Xulio Ferreiro por su «fracaso estrepitoso» en la gestión de la renta social municipal, la medida estrella con la que la Marea Atlántica llegó al poder en María Pita. El grupo local del PSdeG reclamará la próxima semana la convocatoria de dos órganos, la comisión de Xustiza Social y la comisión de seguimiento contemplada en el reglamento, para intentar que el gobierno coruñés rinda cuentas ante las entidades sociales de la ciudad.

La portavoz municipal del partido, Mar Barcón, clamó ayer contra la «nefasta planificación económica» de la renta, cuyo presupuesto se previó en tres millones de euros en un comienzo, pero que hubo de ser rebajada después a dos millones y medio ante las protestas de las demás fuerzas políticas. Según la versión de Barcón, el tiempo dio la razón a la oposición. Explica que «apenas unos meses más tarde» la Marea retiró de ese montante «1,8 millones para financiar a otra entidad que debe tener viabilidad propia, y para comprar bicicletas».

Medidas de rescate

Por todo ello, reclama que el equipo de Ferreiro recupere las medidas de «rescate social» que el PSdeG coruñés había promovido desde el principio. Una batería relacionada con la recuperación del empleo, la diversificación del «Talón Restaurante» para evitar la malnutrición o la lucha activa contra la pobreza energética. La respuesta que recibieron entonces del gobierno recién llegado fue que impulsarían una propuesta —la renta social— que haría innecesarias todas las demás.

Desde entonces, las críticas de la oposición han ido a parar a todos los costados de un programa capital para el haber político de Ferreiro. Barcón sostiene que la ayuda «sería adecuada en las manos adecuadas», pero enmienda los planteamientos de su ejecución, incluida una «reglamentación deficiente» y el lanzamiento de una campaña informativa «a destiempo». «Ahora estamos en pleno diseño de los presupuestos y es importante qué recursos se van a destinar, y cómo se pueden emplear aquellos que no se utilicen; y no precisamente para la compra de bicicletas», afirma. La decisión adoptada por los socialistas se ampara en algunas cifras emanadas del tejido social de la ciudad.

Algunas hablan de la situación de necesidad material de muchos vecinos, como refleja la llegada diaria de entre 1.400 y 1.500 personas a los servicios de la cocina económica o los dos centenares que pernoctan cada noche en las instalaciones del refugio de la calle Padre Rubinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios