Juan Díaz Villoslada y Gonzalo Caballero durante una movilización
Juan Díaz Villoslada y Gonzalo Caballero durante una movilización - EFE

El PSdeG decide hoy entre Villoslada y Caballero para poner fin a su interinidad

Más de 10.000 militantes de las cuatro provincias están llamados a participar en el proceso interno de la formación. Será una cita «reñida» en la que cada uno parte con ventaja en su provincia mientras se disputarán las del interior

SantagoActualizado:

Gonzalo Caballero o Juan Díaz Villoslada. Más de 10.000 militantes socialistas de las cuatro provincias gallegas están llamados hoy a decidir entre el economista vigués nacido en Ponteareas y el orensano afincado en La Coruña en las elecciones primarias que celebrará la formación a lo largo de esta jornada para escoger secretario general. La cita, que pondrá punto y final a más de año y medio de interinidad en el seno del PSdeG, supone repetir la experiencia que los socialistas gallegos ya ensayaron en 2013, cuando los afiliados eligieron a José Ramón Gómez Besteiro como su jefe de filas tras medirse en las urnas al alcalde de A Illa de Arousa, Manel Vázquez. Por aquel entonces, Besteiro se impuso sin dificultades ante su rival logrando un 77% de las papeletas. En esta ocasión, los equipos de ambos candidatos coinciden en vaticinar unas primarias más «reñidas» que se decidirán por un margen de votos mucho más estrecho.

A la luz de los apoyos manifestados durante las casi dos semanas de campaña interna, Juan Díaz Villoslada cuenta con el respaldo de miembros del grupo parlamentario socialista como Noela Blanco o Begoña Rodríguez Rumbo, así como el apoyo de exrepresentantes socialistas en el Congreso de los Diputados como Javier Losada o Luís Gómez Piña. Además, el impulso inicial que recibió su candidatura por parte de representantes como el presidente de la Diputación de La Coruña, Valentín González Formoso, y su proximidad a la presidenta de la gestora, Pilar Cancela, y al exsecretario general Besteiro supuso que sus rivales le colgasen la etiqueta del candidato impulsado por el «aparato» del partido.

Precisamente, sus apoyos en la provincia herculina —por la que es diputado— hacen que parta con ventaja en este territorio, aunque el exgerente de la Universidade da Coruña (UDC) espera además alcanzar buenos resultados en Vigo, dado el enfrentamiento existente entre el alcalde olívico y el otro aspirante, su sobrino, Gonzalo Caballero. Tras permanecer neutral a lo largo de todo el proceso, la decisión del regidor vigués y su entorno de alinearse con Villoslada provocó que tanto Caballero como el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, acordasen la integración de este último en la candidatura del economista vigués. De este modo, el socialista nacido en Ponteareas llega a estas elecciones internas con el respaldo de, entre otros, la expresidenta del Parlamento gallego Dolores Villarino o exdiputados como Pablo López Vidal y María Xosé Porteiro; si bien su pacto con Leiceaga podría sumar a su candidatura a varios diputados afines al noiés como Patricia Vilán o Julio Torrado, junto a cargos locales como los alcaldes de Vilagarcía y Ames.

Gonzalo Caballero espera cosechar sus mayores apoyos en la provincia de Pontevedra, especialmente en zonas como Pontevedra o Vilagarcía. También prevé buenos resultados en las áreas de Santiago y Ferrol y en las comarcas de Noia y Barbanza. La incógnita por despejar es quién logrará recabar más sufragios en las provincias de interior. Todo apunta a que el respaldo de Besteiro a Villoslada jugará a favor del coruñés en la provincia de Lugo, mientras que en Orense, la implicación del entorno del exsecretario general Pachi Vázquez con Leiceaga en el proceso de recogida de avales podría traducirse en una ventaja para el economista vigués.

Campaña electoral

La campaña socialista ha estado marcada por las escasas diferencias entre el proyecto de los dos aspirantes, ambos autoproclamados «sanchistas». La única nota discordante del proceso ha sido el cruce de acusaciones entre los candidatos, después de que Caballero le afease a Villoslada formar parte de una «candidatura de diseño» dirigida por las «baronías» del partido para seguir controlado «desde la sombra» el socialismo gallego. El diputado coruñés, por el contrario, arremetió contra el economista por su pacto «oscuro» con Leiceaga una vez finalizado el proceso de recogida de avales.

Acabar con este tipo de enfrentamientos y promover la «unidad» en el seno del socialismo gallego son algunas de las principales tareas que ambos aspirantes tienen en agenda para que el partido vuelva a recobrar el pulso electoral perdido en los últimos años. El secretario general que hoy será elegido asumirá las riendas de un partido relegado a la posición de tercera fuerza política en el Parlamento de Galicia y marcado por su debilidad interna tras el año y medio de interinidad que comenzaba con la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro en marzo de 2016 a causa de sus diez imputaciones en las operaciones «Garañon» y «Pulpo».

Los militantes podrán votar hasta el cierre de las mesas electorales a las ocho de la tarde. Habrá que esperar hasta las diez de la noche para conocer los resultados definitivos de estas elecciones internas de boca de la presidenta de la gestora, Pilar Cancela.