Núñez Feijóo y Carlos Tavarés, ayer en el complejo de Vélizy, donde PSA tiene su centro de I+D+i
Núñez Feijóo y Carlos Tavarés, ayer en el complejo de Vélizy, donde PSA tiene su centro de I+D+i - EFE
Visita de Feijóo a París

PSA-Vigo alcanzará en 2020 el récord de medio millón de vehículos anuales

Un nuevo todocamino y la fabricación de las tres furgonetas ya en marcha van a incrementar el empleo en 1.500 puestos

SantiagoActualizado:

En el año 2020, la factoría de PSA en Vigo alcanzará la mayor producción de su historia, medio millón de vehículos anuales. La cifra servirá para incrementar en 1.500 personas la mano de obra necesaria tanto en la factoría viguesa como en las industrias auxiliares. Así lo aseguró ayer el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, tras conocer en París los planes de la multinacional francesa de la mano del presidente del grupo, Carlos Tavarés.

La de ayer fue la segunda visita de Feijóo al complejo de Vélizy, desde donde PSA da los primeros pasos para la creación de sus nuevos vehículos. La anterior se había producido en el año 2014. En aquel momento, Feijóo fue a conocer los detalles del lanzamiento de la próxima generación de furgonetas de PSA y Opel, el proyecto K9. Las primeras unidades de estos vehículos —que darán relevo a las actuales Partner, Berlingo y Combo a partir de 2018— ya se están produciendo en línea en la factoría de Balaídos. En esta ocasión, Tavarés le presentó al mandatario autonómico algunos detalles del nuevo modelo adjudicado a la planta el pasado mayo de 2016. Conocido por el momento como V20, será un todocamino para la marca Peugeot, del que poco más se sabe. Los fabricantes de vehículos suelen guardar con celo los detalles de sus nuevas propuestas hasta el momento del lanzamiento comercial. Tras conocer el prototipo, Feijóo se mostró convencido de que «será un vehículo de impacto en el mercado en cuanto al número de ventas» y resaltó que se fabricará en Galicia, también como coche eléctrico.

Según informó la Xunta a través de un comunicado, el presidente destacó que el nuevo modelo que fabricará la planta de PSA en Vigo supondrá para el sector la creación de más de 1.500 puestos de trabajo de cara a 2020. Un empleo, precisó, más cualificado, para lo cual desempeñará un papel importante la formación y capacitación de los trabajadores que van a operar con una tecnología más avanzada. Además, la industria de componentes verá incrementada su facturación en más de mil millones de euros gracias a la apuesta de PSA Citroën Opel Peugeot por la factoría viguesa.

Mayor producción

El responsable del Gobierno gallego incidió en que el nuevo proyectoV20 reforzará la actividad de la planta de Vigo, que ya está registrando una mejora gracias al aumento de producción de los actuales Berlingo y Partner; y gracias al incremento que también va a traer consigo la fabricación en serie del modelo K9, prevista a partir del primer trimestre de 2018. «Y eso significa que estos nuevos modelos firmados en estos años van a situar a la factoría de Citroën en Vigo como uno de los centros con mayor producción del Grupo PSA en Europa», aseveró el presidente autonómico. «Desde aquel PSA en crisis en el año 2011 y 2012, pasamos a un PSA Citroën Opel Peugeot que es una de las grandes multinacionales de la automoción. El primer grupo de producción en España y el segundo de Europa, tras VolkswagenAudi», afirmó Feijóo. El presidente gallego aseguró, además, que la visita a París superó sus expectativas iniciales. «Nos vamos con una serie de noticias por encima de las previsiones que significan más producción industrial, más empleo, más facturación y más vehículos», resaltó.

Además de conocer los detalles del proyecto, en la reunión también se abordó el impulso que la multinacional quiere seguir dando a la innovación en su centro de Vigo. Tavarés le comunicó a Feijóo su compromiso de invertir 140 millones de euros en Galicia para el desarrollo de nuevas tecnologías en el sector de la automoción. La alianza PSA-Xunta-CTAG-Clúster de la Automoción, recordó Feijóo, ya permitió «hitos tan importantes como el primer coche autónomo, los últimos proyectos adjudicados a la factoría de Balaídos y que la planta de Vigo sea un paradigma de fábrica inteligente», resalta la Xunta. Ahora se seguirá investigando en los vehículos del futuro, incidió Feijóo.

El presidente gallego recordó que la colaboración Xunta-PSA a lo largo de estos últimos años fue decisiva para que Vigo consolide una posición de vanguardia en el conjunto del Grupo PSA y se convierta en un referente en el desarrollo de las tecnologías propias de la fábrica inteligente. Galicia apuesta con fuerza por la competitividad de su sector de la automoción y la jornada de hoy así lo constata”, manifestó. En la Comunidad gallega, el sector ocupa actualmente a 20.000 trabajadores, lo que supone el 12% del empleo industrial en Galicia y genera una cifra de negocio de más de 8.300 millones de euros al año. Las cifras han logrado un impulso en los últimos tiempos. La industria auxiliar ha conseguido aumentar un 20% su volumen de ingresos en tres años, y las ventas al exterior un 5,7%, un total de 1.160 millones de euros durante el pasado año 2016.

Sindicatos

Los responsables sindicales de la CIG en Citroën, Xoán Xosé Bouzas Aboi y Manolo Domínguez, y de la CUT, Ricardo Castro y Vitor Mariño, se refirieron también ayer al encuentro entre Alberto Núñez Feijóo y el presidente de PSA, Carlos Tavarés. Para los sindicalistas se trata de «una campaña para que todo el mundo vea que PSA se adapta a la fábrica al futuro», pero, se cuestionaron, «¿qué es lo que va a pasar con la plantilla?». Las centrales reprobaron nuevamente que «ni la dirección ni la cúpula del grupo tienen ni la más mínima intención de cambiar las condiciones de trabajo». «Los trabajadores somos el futuro de la fábrica, si no hay trabajadores, no hay futuro», sentenció Domínguez, tras lo que Mariño lamentó que Feijóo no hablase antes de la reunión con los empleados para trasladar sus peticiones a la dirección del grupo.