Alumnas críticas con las palabras del docente, frente a la facultad de Económicas
Alumnas críticas con las palabras del docente, frente a la facultad de Económicas - MUÑIZ

El profesor que defiende a La Manada insiste y crítica las «tonterías del feminismo radical»

El docente de Matemáticas no rectifica y denuncia amenazas contra su persona

SantiagoActualizado:

El profesor de la Universidad de Santiago (USC) que afirmó que la víctima de La Manada «disfrutó», ha sostenido este viernes que hay más de un 90 % de probabilidades de que los hechos hayan sido como él cree que ocurrieron y ha cuestionado la posibilidad de que la USC adopte medidas contra él. En un nuevo vídeo publicado en su muro abierto de Facebook, este profesor, que sostiene que la «razón» está de su lado, ha defendido su postura como «una reflexión seria y coherente sobre los hechos en cuestión».

«Vista la reacción desproporcionada y desmedida, sigo pensando lo mismo (...) pero me permite ponerle un poquito de humor a la cosa», ha indicado. En su opinión, «lo de La Manada es todo inventado» y matiza que él no juzga «los precedentes» de los integrantes de este grupo, sino que juzga «los indicios del caso en cuestión». «La probabilidad de que las cosas sean como yo las conté son de un noventa y muchos por ciento», ha agregado, aunque indica que podría rectificar si tiene pruebas concluyentes en otro sentido.

«Si me vienen y me sacan un vídeo en el que la tipa (...) lo está pasando mal y se ve que no sé qué y tal, pues digo: Bueno, vale», ha comentado. Tras el vídeo ha recibido numerosos comentarios en los que ve «muy pocas cosas razonadas» y, además, también ha sufrido, según dice, amenazas. «Amenazas de todo tipo, amenazas con medidas de la Universidad... Me parecen cosas insólitas y fuera de lugar que la Universidad se venga a meter con mis opiniones personales ¿O yo, por ser profesor universitario, tengo que estar callado?», continúa.

«Tonterías de feminismo radical»

Piensa que la situación de comentarios contra él es fruto de la «sociedad corrupta», como denomina a la actual, en la que hay personas que disfrutan «insultando y menospreciando a otro», lo que censura incluso aunque él «tuviera razón, fuese un loco descontrolado, un machista descontrolado y un machista degenerado».

Su posición de este viernes llega tras la publicación de otro documento audiovisual el pasado 7 de mayo en el que afirma que la víctima de La Manada, a la que se refiere como «la tipa», sabía a lo que iba, que «disfrutó» y que la Audiencia Provincial de Navarra debería haberla condenado por haber denunciado «tonterías» de «feminismo radical». Este profesor, docente de Económicas, ya fue expedientado en 2016 por comentarios machistas a una alumna en clase sobre su escote.