Crisis en el gobierno rupturista

El PP rechaza la moción de censura y Suárez se queda sin aliados en Ferrol

Los populares creen que «la aritmética» les impide plantear una alternativa al «fraude democrático» del alcalde

El de Ferrrol en Común compara las prácticas de Sestayo (PSOE) con los modos mafiosos de «Calabria o Sicilia»

Jorge Suárez, alcalde de Ferrol
Jorge Suárez, alcalde de Ferrol - EFE

Al gobierno rupturista de Ferrol en Común le quedan dos años y medio con el oxígeno político escaso para sobrevivir. La iniciativa socialista —sostenida por el PP local— que restringe el número de sus dedicaciones exclusivas a cuatro pone en la picota al alcalde Jorge Suárez, incapaz para tender puentes duraderos que aseguran la viabilidad de su propio proyecto. En esa empresa, los populares no van a participar. Ayer, el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, anticipó que la moción de censura ni está ni se la espera en la hoja de ruta. Los populares no van a recuperar por anticipado esa plaza, por mucho que el presidente de la Xunta la haya marcado como prioritaria para las próximas municipales de 2019. Se limitarán a dejar que los problemas internos del equipo de gobierno y la relación con el PSdeG de Sestayo consume, a ojos de los ferrolanos, la evidencia de una ciudad abandonada a su suerte.

Suárez, aislado en sus seis de veinticinco ediles en la corporación y apoyado por dos tránsfugas —María Fernández Lemos y Rosa Méndez, procedentes de las filas socialistas—, insiste en huir hacia delante derruyendo los caminos por los que transita. El regidor realizó ayer unas declaraciones contra la responsable de la agrupación local del PSdeG, Beatriz Sestayo, en la que establecía similitudes entre sus prácticas políticas y las de la mafia: «Hay en Calabria o Sicilia métodos de actuar parecidos cuando se intenta machacar a otra persona. No se quedó ahí. Continuó el símil con la trama de la popular serie de televisión «Narcos», inspirada en la vida del narcotraficante colombiano Pablo Escobar: «Primero tu coche, después tus hijos, luego tu mujer y después serás tú»; recoge Efe. Las palabras llegan después de que la iniciativa de Sestayo retirara la dedicación exclusiva a su antigua compañera de grupo, María Fernández Lemos, encargada del departamento de Urbanismo. La séptima urbe de Galicia se gestionará solo con tres ediles, sin contar al alcalde, entregados a tiempo completo al servicio público. «Por primera vez una concejala de Urbanismo no tiene dedicación», ahondó Suárez. A su criterio, el PP y el PSOE han auspiciado la «bajeza moral en grado sumo» de «la política del sumidero».

El PP espera

Miguel Tellado
Miguel Tellado- MUÑIZ

La posición del Partido Popular no va a ser activa. Aseguran que la «situación de bloqueo y de parálisis tiene un responsable, que es Jorge Suárez. Quiso ser alcalde sin ganar las elecciones». Tellado valoró el contexto de Ferrol como una «auténtica tragedia» y un «fraude democrático» sin otorgar opciones a una futura moción de censura. «No existe la aritmética posible —explicó— y lamentablemente lo que hay es un horizonte de dos años y medio de una ciudad paralizada. No hay opciones de mayorías alternativas y Jorge Suárez gobierna en Ferrol contra la voluntad mayoritaria de la ciudadanía». La tesitura es propicia, según los populares, para que el alcalde abandone su puesto pero éste se niega en rotundo: «No tengo por qué dimitir», reivindicó.

«Jorge Suárez es un fraude democrático. Gobierna contra la voluntad mayoritaria de la ciudadanía»Miguel Tellado | Secretario xeral del PPdeG

La única salida que le queda al laberinto político en el que se ha introducido es «un gobierno de concentración». Los integrantes de ese gabinete no han sido confirmados. Las relaciones con el socialismo están tan carcomidas por la falta de confianza y las descalificaciones que parece poco verosímil confiar en la reedición del pacto bipartito. Por si fuera poco, las acusaciones de ayer se completaron con otras referentes a que el grupo del PP y el del PSOE «se llenan la boca de defender Ferrol, o buscar consensos, y el único consenso es garantizar un medio de sustento». Llegó a asegurar incluso que quienes promueven «las zancadillas» a su equipo de gobierno se mueven en «el fango y el estiércol, su hábitat natural».

Con el terreno embarrado, a la ciudad le espera un periodo de tacticismo e inestabilidad política. Mientras, hay muchos deberes por hacer que entienden de esperas. Un ejemplo es la pérdida de los millones de euros destinados al programa de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Dusi) financiado por la Unión Europea con fondos Feder. El proyecto «Ría de Ferrol: ciudad 2020», diseñado codo a codo con el concello de Narón se desechó por no cumplir con los requisitos comunitarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios