Obreros trabajando en la fachada de un edificio
Obreros trabajando en la fachada de un edificio - ABC

El paro sube en 1.272 personas en Galicia durante noviembre

En comparación con el mismo mes del año pasado ha descendido un 8% el desempleo

SantiagoActualizado:

El paro ha subido un 0,68% en el mes de noviembre en Galicia con un total de 1.272 personas anotadas, lo que sitúa la cifra de trabajadores registrados en búsqueda empleo en 187.175. Con todo, frente al mismo mes del año anterior ha habido un descenso del 8,05%, al caer en 16.379 el número de personas.

Así se desprende de los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que fueron difundidos ayer. En el conjunto del Estado, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en noviembre en 7.255 desempleados respecto al mes anterior (+0,2%), con lo que ya encadena cuatro meses de alzas mensuales. Galicia fue la séptima comunidad con mayor incremento.

Pese a la subida, desde la Xunta recalcaron ayer que se trata «del menor incremento en un noviembre de las últimas décadas». La secretaria xeral de Emprego, Covadonga Toca, destacó que la recuperación económica «se continúa trasladando al mercado laboral» y que «mejora la calidad del empleo» ya que la contratación indefinida creció en el último año en un 10,64 por ciento.

Sin embargo, la lectura de la oposición y de los sindicatos fue menos optimista. «Los datos del desempleo vuelven a perjudicar a Galicia y a confirmar lo denunciado por En Marea en los últimos meses: que Galicia vive una situación anómala en el conjunto del Estado en la que la anunciada recuperación económica no está sirviendo en absoluto para la recuperación del empleo en el país», señaló la formación rupturista en un comunicado de prensa.

Sindicatos

Desde las centrales, UGT lamentó que el paro «no logró descender a pesar del comportamiento estacional que muestran los meses de noviembre por el inicio de la campaña navideña». CCOO, por su parte, censuró los «pésimos datos» del desempleo, que definió como «una consecuencia de las competencias que la Xunta tiene, pero no ejerce».