Galicia

La nueva cooperativa de Feiraco se llamará Clun y arrancará el 1 de enero

Los tres grupos que impulsan la iniciativa acentúan el compromiso «total» de la Xunta con el proyecto

La sociedad, que nace con 33,3 millones de euros de fondos propios, agrupa a más de 3.500 ganaderos

El presidente de la Xunta , Alberto Núñez Feijóo, con representantes de Feiraco, Melisanto y Os Irmandiños
El presidente de la Xunta , Alberto Núñez Feijóo, con representantes de Feiraco, Melisanto y Os Irmandiños - EFE
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA - @ABCEnGalicia Vigo - Actualizado: Guardado en: Galicia

Tras confirmarse a principios de mes el visto bueno de las asambleas de Feiraco, Os Irmandiños y Melisanto —Xallas se descolgó en el último momento al no conseguir el apoyo mayoritario de los socios— para sumar fuerzas y convertir a estas tres cooperativas en un gran grupo lácteo, solo quedaba conocer el nombre bajo el que operará la nueva sociedad. Un proyecto que a partir de ahora se conocerá como Clun, siglas que responden a Cooperativas Lácteas Unidas, el germen de la «futura vertebración del sector», atendiendo a las palabras que ayer pronunciaba la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.

Esta integración, en una Sociedad Cooperativa de Segundo Grado (SCSG), aunque manteniendo su independencia, sigue la línea marcada por la Xunta de Galicia de generar «grandes cooperativas y diversificar productos». De ahí que este proyecto empresarial que agrupa a más de 3.500 ganaderos cuente con el respaldo «total» del Ejecutivo gallego, tal y como destacó el presidente de Os Irmandiños y portavoz de la nueva sociedad, José Ángel Blanco, quien ayer tenía oportunidad de volver a reunirse con Alberto Núñez Feijóo y la conselleira en San Caetano para informarles de los avances.

Los productos que comenzarán a comercializarse a partir del 1 de enero, toda vez que en diciembre quedará constituida la sociedad, lo harán bajo las marcas Feiraco, Feiraco Únicla y Clesa. En conjunto, el 15 por ciento de la producción láctea gallega.

Compromiso con el empleo

En la actualidad, Feiraco cuenta con 1.978 socios y 208 trabajadores; Os Irmandiños, 927 socios y 94 trabajadores; y Melisanto, 656 socios y 37 trabajadores. Con una facturación conjunta que supera los 150 millones de euros, el compromiso es firme en cuanto al mantenimiento del empleo. Además, el objetivo es ganar volumen y conseguir una mayor eficiencia con la integración de servicios y el abaratamiento de costes, en el marco de un sector fuertemente condicionado por la volatilidad de precios. Es precisamente esta la fase en la que se centra ahora este proyecto empresarial; en ver qué puede aportar a la nueva sociedad cada una de las cooperativas, dedicadas principalmente a la fabricación de piensos, tienda agrícola y a la prestación de servicios a sus socios; junto con la recogida, envasado y distribución de leche, así como de otros derivados lácteos.

Una iniciativa que arranca con 33,3 millones de fondos propios, sin necesidad de recurrir a ayudas institucionales, tal y como acentuó Blanco durante su comparecencia de ayer.«Cualquier apoyo es interesante, pero ahora no estamos pensando en eso, cuando tengamos proyectos a desarrollar entonces se los presentaremos a la Xunta y si nos pueden apoyar será perfecto», indicó. La intención además no solo es ir sumando socios al proyecto,

sino también sectores. «Una empresa más fuerte que defienda a nuestros ganaderos y con una facturación potente», señaló el portavoz de Cooperativas Lácteas Unidas.

Iniciativa de los productores

Por su parte, la conselleira Vázquez explicó que la reunión mantenida entre Blanco y el presidente no es ni mucho menos la primera y supone una deferencia de las cooperativas al informar sobre el proyecto. «No vienen a pedir ayuda, si no a presentar su proyecto», matizó, antes de recordar que esta unión «no la impulsa la administración», sino los ganaderos que «decidieron que tienen que unirse para ser más competitivos».

En este sentido, la titular de Medio Rural incidió en que lo importante «no es solo a cuánto» se vende la leche, sino «cuánto cuesta», y cómo se pueden reducir los costes de producción para incrementar los beneficios.

Tras valorar muy positivamente que sean los ganaderos quienes impulsen el proyecto, Vázquez subrayó la «sensatez» que avala esta puesta en marcha de Cooperativas Lácteas Unidas, tras dos años de estudios de mercado, al tiempo que apeló a «seguir trabajando».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios