Galicia

Nabucco contra el ISIS

Los Amigos de la Ópera de Vigo han colgado el cartel de «no hay billetes» para esta función única de «Nabucco» en el Teatro Afundación

Vigo colgó el cartel de «no hay billetes»
Vigo colgó el cartel de «no hay billetes» - EFE

Para aquellos seducidos por la tercera ópera de Verdi —y la que le catapultó al estrellato—, para los aficionados sin más a la lírica, para los curiosos, para los intrigados por una propuesta escénica atrevida a la vista del titular de esta reseña, vaya por delante que los Amigos de la Ópera de Vigo han colgado el cartel de «no hay billetes» para esta función única de «Nabucco» en el Teatro Afundación. La ciudad olívica exhibe músculo en su poder de convocatoria y llenará el viejo García Barbón con un título de repertorio que, además, abre el escueto pero exigente Outono Lírico vigués, ciclo que cerrará en noviembre «Los pescadores de perlas» de Bizet. Las asociones de amigos gallegas se están caracterizando por hacer de la necesidad virtud. Ante la escasez de recursos, ingenio. En Vigo lo saben bien. «Tiramos de generosidad y de la amabilidad de cantantes, orquesta y coro, que reducen su caché habitual para estar con nosotros», explica Daniel Diz, vicepresidente del colectivo vigués, «esta es nuestra sexta edición, y hay mucho trabajo detrás».

Este «Nabucco» es una producción de Telón, compartida con el Teatro Cervantes de Málaga, donde se representó el pasado fin de semana. «Hemos pasado de que las productoras nos plantearan el título con opción a hacer algún cambio en los repartos a que se nos pregunte qué nos gustaría representar, y dialogarlo entre varios teatros para llevarlo adelante». Esa evolución es también la de un público que gana en capacidad crítica, y que ahora rechaza las compañías del este de Europa y prefiere las propuestas de Amigos de la Ópera. «Ha sido una tarea pedagógica que vemos reflejada en un aumento de asistencia en las conferencias o proyecciones», apunta Diz. Tan es así que, de cara a futuras ediciones, no se descarta añadir una segunda función a alguno de los títulos que se programen, óperas que ya rondan por la cabeza del también director artístico del Outono.

Para Diz, las ofertas líricas de Vigo y La Coruña son «perfectamente complementarias». «Hay espacio para las dos», al desarrollarse en las dos principales ciudades de Galicia, con una población de casi medio millón de habitantes cada una contando sus áreas metropolitanas. En la capital del sur, no obstante, tienen una asignatura pendiente: la adecuación del nuevo auditorio a las exigencias de la ópera representada para poder disponer de un espacio moderno y con el doble de capacidad que el García Barbón.

Para este «Nabucco», Amigos de la Ópera vuelve a apostar por un reparto español, «y de los ocho solistas, tres son gallegos». Destacan el rol titular del experimentado Luis Cansino, junto a la soprano Maribel Ortega y el bajo José A. García. Sobre ellos tres pivotará una historia que los directores de escena Ignacio García y David Martel han trasladado a la Siria actual, concretamente a la Palmira bajo el control del ISIS. «Es una puesta en escena conceptual», detalla Diz, «pero en el fondo, Nabucco trata de la opresión y la intolerancia de un pueblo contra otro, algo que sigue vigente en nuestros días». El éxito de público ya lo tienen garantizado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios