Perro de raza rottweiler enjaulado
Perro de raza rottweiler enjaulado - ABC

La mujer atacada por dos rottweiler, grave tras ocho horas en el quirófano

El vecino que la auxilió reconoce que fue una verdadera «película de terror»

SantiagoActualizado:

La mujer atacada este viernes en un parque de Redondela (Pontevedra) por dos perros de raza rottweiler está en estado «grave» después de ser sometida a una cirugía de más de ocho horas de duración por las lesiones ocasionadas por los canes. El suceso tuvo lugar en la tarde del viernes en las inmediaciones del Pazo de Pousadouro cuando la mujer, que transita de forma regular por la zona y conocía a los perros, observó que éstos estaban «en actitud molesta hacia los vecinos», por lo que se ofreció a conducir a los animales hasta la casa en la que viven.

No obstante, tras acompañarles unos 20 metros, los perros la agredieron, la tiraron al suelo y uno de ellos la mordió de un brazo y el otro de una pierna. La mujer pidió auxilio, y un varón que se encontraba en la zona acudió a auxiliarla, golpeando a los perros para intentar que la soltasen. Fue así como los animales se centraron en él y le mordieron, hasta que consiguió deshacerse de ellos alejándose y subiéndose al capó de un coche que pasaba en ese momento por el lugar.

Hasta la zona se desplazó una ambulancia asistencial del 061, que trasladó a la mujer, en estado de shock y sangrando abundantemente por las mordeduras, hasta el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC). Además, el varón que la ayudó fue trasladado en ambulancia asistencial al centro de atención primaria al sufrir heridas en brazos y piernas.

Autorización para raza peligrosa

Por su parte, efectivos de la Policía Local y de la Policía Nacional iniciaron las correspondientes diligencias y dejaron a los perros bajo la custodia de sus dueños, donde permanecerán en jaulas bajo observación durante las próximas horas a la espera de lo que determine el juez. La Policía Nacional ratificó que los propietarios manifestaron que los perros escaparon hasta la vía pública. Los dueños cuentan con la autorización para tener perros de esta raza considerada como potencialmente peligrosa y los animales tenían el microchip.