La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, ayer en un desayuno organizado por «Fórum Europa»
La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, ayer en un desayuno organizado por «Fórum Europa» - EFE

Mato convoca a los alcaldes a un pacto contra el cambio climático

La conselleira de Medio Ambiente apela a la responsabilidad ante la «preocupante» sequía

SantiagoActualizado:

En la batalla contra el calentamiento global cuantos más, mejor. Esa es la filosofía que inspira la iniciativa desvelada ayer por la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato. Su departamento impulsará una oficina de coordinación para los alcaldes involucrados en el Pacto contra el cambio climático y la energía. Financiada con 250.000 euros para 2018, la Xunta se propone implicar al ámbito local en la protección de la calidad del agua, paliar los efectos de la contaminación en el medio, incrementar el compromiso con el paisaje y poner en marcha nuevas directrices encaminadas a potenciar el desarrollo sostenible.

Lejos de los pronósticos más pesimistas, la conselleira destacó las «oportundidades» que se abren para Galicia si persiste en las políticas de medio ambiente, como la creación de nuevos puestos de trabajo. En parelelo, la administración autonómica trabaja en la publicación de un «mapa de conocimiento del cambio climático» y será el próximo año cuando se dé a conocer una ley de lucha contra el cambio climático. Según Mato, servirá para «avanzar» en la respuesta a este desafío global y se adaptará a la legislación del Estado. Del mismo modo, en el 2018 habrán finalizado los trabajos de elaboración de la ley de patrimonio natural, con especial impacto en buena parte del territorio.

La responsable autonómica destacó la posición de vanguardia de Galicia respecto a otros puntos de España. En este sentido, enfatizó, la Consellería incrementa «año a año» sus partidas presupuestarias y cumple «con lo que debe» en este aspecto, siempre con la vista puesta en «convertirse en un referente medioambiental a nivel europeo». Como ejemplo, citó la presencia de la Comunidad entre las tres únicas autonomías que cumplen con los objetivos de emisiones, solo acompañada de Castilla y León y el País Vasco.

La sequía

La actividad ordinaria del Ejecutivo gallego dará otro paso la próxima semana, cuando se haya publicado en el DOG la declaración provisional de las Islas de San Pedro (La Coruña) como Espacio Natural de Interés Local. Sin embargo, la sequía sigue siendo la principal preocupación. Ayer Mato definió la falta de precipitaciones como «preocupante», e hizo un llamamiento a la población a que haga un uso del agua «comedido y responsable». De momento, afirmó, el abastecimiento «está garantizado» pero tanto la Xunta, como los organismos de cuenca y los concellos, controlan periódicamente el estado de los caudales.

Entre los compromisos de la Consellería está la renovación de buena parte de la red de infraestructuras de saneamiento. La previsión es que en el año 2019 todas las obras contempladas estén finalizadas o en ejecución, y sirvan así para garantizar el buen estado del «cien por cien de las masas de agua».