Montes orensanos arrasados por el fuego, en una imagen de archivo
Montes orensanos arrasados por el fuego, en una imagen de archivo - EFE

Más de 200 hectáreas afectadas por los fuegos de la última semana

El de Chandrexa de Queixa, ya extinguido, fue el que calcinó una mayor superficie

SantiagoActualizado:

Los incendios declarados durante la semana pasada dejan tras de sí más de 200 hectáreas arrasadas, pese a estar ya extinguidos o permanecer controlados tras las labores de extinción. El fuego que se inició el viernes en el municipio orensano de Chandrexa de Queixa, se dio por extinguido pasadas las 11.00 horas del domingo. Según las últimas estimaciones, el fuego afectó a una superficie de alrededor de 100 hectáreas, todas ellas de monte raso, informó Medio Rural. En su extinción trabajaron 1 técnico, 3 agentes, 5 brigadas, 1 motobomba, 2 palas, 5 helicópteros y 1 avión.

Por otro lado, en los mismo términos de ese municipio, continúa controlado desde el viernes el fuego que se inició en la parroquia de Queixa. Este incendio ya afecta a 70 hectáreas, de las cuales 60 son de monte raso y 10 de arbolado, según las últimas estimaciones. Asimismo, permanece estabilizado desde el sábado incendio registrado en Vilariño de Conso, parroquia de Chaguazoso y que afecta a unas 65 hectáreas. Para su extinción se movilizaron 5 agentes, 22 brigadas, 1 motobomba, 2 palas, 6 helicópteros y 1 avión.

El lunes también comenzó un fuego en el municipio orensano de Lobios, parroquia de Río Caldo, a las 20,07 horas. Del mismo modo que los anteriores, continúa controlado desde el martes. El incendio afecta al parque natural de Baixa Limia-Serra do Xurés. El número de hectáreas afectadas se sitúa en torno a las 20, según las últimas estimaciones.