Vista del embalse de Eiras, que abastece de agua a la ciudad de Vigo
Vista del embalse de Eiras, que abastece de agua a la ciudad de Vigo - EFE

La lluvia se le resiste a Galicia

Los anticiclones impiden la entrada de las borrscas normales en esta época del año. En octubre llovió un 74% menos de lo normal en ese mes

SantiagoActualizado:

La imagen de aquella Galicia verde y con el cielo siempre gris, donde la lluvia era la protagonista en esta época del año, queda bastante atrás. La sequía parece ser lo característico de la Comunidad en estos últimos meses y las lluvias brillan por su ausencia. Las precipitaciones se han vuelto escasas y de cara a la próxima semana seguirán así.

Las previsiones de Meteogalicia para los próximos siete días dejan unos datos en los que escasean las precipitaciones. El responsable del tiempo seco de Galicia es, según explican desde Meteogalicia, el anticiclón que frena la entrada de las «borrascas típicas de esta época del año». Por este motivo el tiempo seguirá siendo seco y frío, ya que estas borrascas son las que «suavizan las temperaturas».

El pasado mes de octubre ya es uno de los octubres más secos con un 79% de precipitaciones menos de lo normal en ese mes. Echándo la vista atrás, ya en 2007 octubre sufrió una gran escasez de precipitaciones registrando más de un 90% menos de precipitaciones.

Situación del embalse de Eiras durante los últimos días de noviembre
Situación del embalse de Eiras durante los últimos días de noviembre-EFE

Esta falta de lluvias De octubre se prolongó en noviembre y junto a la situación de sequía que sufre Galicia está provocando que los embalses gallegos se sitúen en niveles muy bajos y los ayuntamientos comienzan a poner en marcha medidas para garantizar el abastecimiento a la población en las zonas más afectadas.

Imagen del embalse de Belesar, en Lugo
Imagen del embalse de Belesar, en Lugo-EFE

Pese a todo, desde Meteogalicia han afirmado que de cara a la próxima semana, el jueves y el viernes llegarán a la Comunidad algunas precipitaciones pero habrá que esperar «para ver cómo son» las lluvias que se darán por la zona norte.