Imagen de archivo de los juzgados de Santiago
Imagen de archivo de los juzgados de Santiago - ABC

La huelga del personal de justicia suspende juicios en toda Galicia

Los sindicatos cifran en más de un 80% el seguimiento medio y la Xunta en un 50,33%

SantiagoActualizado:

La primera jornada de huelga convocada en la justicia gallega obligó ayer a suspender juicios no prioritarios en toda la Comunidad. En el caso de Orense, ejemplificaron las organizaciones convocantes, se vieron aplazados siete juicios en el Juzgado de Instancia Número 5, tres más y siete audiencias previas en el Número 3 y siete juicios sobre reclamaciones de cláusulas suelo en el de lo Mercantil. En toda Galicia, «sólo se celebraron los juicios de causa con preso por estar así establecido en los servicios mínimos», apuntaron las mismas fuentes, cifrando en más de un 80 por ciento el seguimiento medio de la primera jornada de movilizaciones. A su vez, la Vicepresidencia de la Xunta redujo el impacto de la protesta a un 50,33% de participación y destacó el estricto cumplimiento de los servicios mínimos y la ausencia de «incidencias de relevancia».

La de ayer fue la primera de las dos jornadas de paros (las movilizaciones continuarán el día 13) convocadas por las organizaciones sindicales representadas en la Mesa de Negociación da Administración de Xustiza de Galicia para denunciar la falta de medios humanos y materiales y reclamar una equiparación de salarios con respecto a otros funcionarios de justicia de otros puntos del Estado. «No a la discriminación laboral de la justicia gallega» fue el lema que encabezó en La Coruña la marcha unitaria de los trabajadores, que partieron de la Antigua Audiencia Provincial coreando consignas dirigidas al conselleiro de Xustiza como «Rueda escucha, justicia en lucha» o «Rueda despierta la guerra está abierta».

En un comunicado conjunto, SPJ-USO, CUT, UGT, C-SIF, STAJ, CIG y CCOO denunciaron que «el personal de justicia de Galicia es el que percibe las retribuciones más bajas del Estado» y advirtieron una pérdida de personal no corregida en los últimos años «mientras los expedientes aumentaban». Las organizaciones denuncian «el desmantelamiento que la Xunta está haciendo de la justicia, obviando que los recortes están afectando no sólo a los trabajadores sino a toda la ciudadanía atrasando los tiempos de respuesta».

Si las demandas sindicales no son atendidas, señalan, las dos jornadas iniciales de huelga podrían dar paso a una huelga indefinida a partir de finales de enero.